Han pasado meses de que se estrenó la serie 13 Reasons Why pero no hemos podido olvidar a Hannah Baker. Después de que el último capítulo dejara a los seguidores en vilo, Netflix confirmó una segunda temporada, aunque todavía no se ha revelado la fecha de estreno.

Las primeras informaciones revelaron que Katherine Langford y Dylan Minnette (Hannah Baker y Clay Jensen) volverán a formar parte del elenco de la serie, además de otros personajes como Jessica (Alisha Boe) y Justin (Brandon Flynn). Los nuevos episodios seguirán teniendo el caso de Baker en el punto de mira, aunque se revelarán otras tramas que serán protagonizadas por nuevos actores.

La segunda temporada en producción incluirá nuevas caras como Anne Winters, Bryce Cass, Chelsea Alden, Allison Miller, Samantha Logan, Kelli O’Hara y Ben Lawson, según ha informado Variety.

Entre los nuevos personajes se encuentran estudiantes y adultos, como una persona clave en el juicio de los padres de Hannah Baker contra la escuela Liberty High.

Anna Winters/ Tyrant

Anne Winters, quien también actuó en otras producciones como Tyrant y Wicked City interpretará a Chloe, la nueva chica popular del instituto y la animadora principal.

Bryce Cass (Cruel Intentions) y Chelsea Alden (American Horror Story: Roanoke) serán otros dos estudiantes de Liberty High, quienes son además hermanos. Mientras que Cass interpretará al cínico Cyrus, su hermana Mackenzie ha sido descrita com una chica sin miedo a decir lo que piensa.

Ben Lawson/ Modern Family

Samantha Logan (The Empty Man) formará parte del elenco de 13 Reasons Why como la alumna Nina, mientras que Ben Lawson (Modern Family) interpretará al entrenador de béisbol de la escuela.

Kelli O’Hara (Masters of Sex) y Allison Miller (Incorporated) serán los personajes que darán seguimiento al litigio entre los padres de Hannah Baker (Kate Walsh y Brian d’Arcy James) contra la escuela por no haber respondido a las llamadas de ayuda de la adolescente que acaba suicidándose.

13 Reasons Why ha sido una de la series más polémicas de Netflix al tratar el suicido de una adolescente. A pesar de su buena respuesta a nivel de espectadores, la producción fue duramente criticada y, según el último estudio al respecto, las búsquedas sobre el suicidio aumentaron después del estreno.