El pasado 31 de julio, los sistemas informáticos de HBO sufrieron un ciberataque que permitió la fuga de 1,5 terabytes de datos confidenciales —entre los que se incluyen guiones y episodios de series como Juego de Tronos o Ballers—.

Hoy Hack Read informa que los atacantes ya han comenzado a subir la información robada a sus propios servidores, poniéndola a la disposición de todo el mundo. Entre los contenidos se encuentran:

  • Los episodios 3 y 4 de la séptima temporada de Juego de Tronos.
  • Los tres primeros episodios de la tercera temporada de Ballers.
  • Los dos primeros episodios de Barry (cuyo estreno no estaba previsto hasta 2018).
  • Los episodios 2 y 3 de Room 104.
  • El segundo episodio de la segunda temporada de Insecure.

Los hackers también han obtenido información personal, financiera y legal de Viviane Eisenberg (Executive Vice President de HBO), así como sus credenciales de acceso a servicios como Facebook, LinkedIn, Gmail, Dropbox, PayPal, HSBC o American Express.

HBO informó a todos sus empleados sobre el incidente el pasado sábado, pidiendo a estos precaución en la apertura de correos electrónicos y archivos adjuntos sospechosos.

La información filtrada ocupa 1,5 terabytes, septuplicando la cantidad robada a Sony Pictures en 2014.

El ataque, según informa The Hollywood Reporter, ha sido especialmente sofisticado. Los hackers seleccionaron objetivos concretos y obtuvieron acceso a datos almacenados en diferentes ubicaciones. Tanto el FBI como la firma privada Mandiant ya están investigando el incidente.

Para HBO, el incidente se produce en un momento muy importante. La compañía está en pleno estreno de temporada de Juego de Tronos, una de las series más exitosas de los últimos años. Su empresa matriz, Time Warner, también atraviesa una etapa muy importante con la venta al gigante de las telecomunicaciones AT&T.