HBO ha sido hackeada este lunes 31 de julio y se ha filtrado información sobre los nuevos capítulos de la séptima temporada de Juego de Tronos, además de contenidos de otras producciones, informó Entertaniment Weekly.

"Hemos empezado a investigar inmediatamente el incidente y estamos trabajando con las fuerzas de seguridad y las empresas de ciberseguridad. La protección de datos es una prioridad en HBO, y nos tomamos en serio nuestra responsabilidad de proteger los datos que tenemos, afirmó HBO en un comunicado en el que confirman el ciberataque.

Los responsables del ataque han afirmado haber robado 1.5 terabytes de datos de la compañía, entre los que se encuentra el próximo episodio de la serie Ballers y Room 104 y el guión del que podría ser el cuarto capítulo de la séptima temporada de Juego de Tronos. Todavía no se ha confirmado si entre la información que han obtenido los hackers se encuentran los nuevos episodios de la famosa serie de HBO. Los delincuentes cibernéticos podrían estar amenazando a HBO con la publicación de todos los datos robados pero, hasta el momento de la publicación del artículo, no se ha confirmado si han pedido un rescate a la compañía.

Durante el domingo 30 de julio, algunos medios de comunicación recibieron un correo electrónico en el que anunciaban "la mayor fuga de la era del espacio cibernético. ¿Cuál es? Oh, se me olvidó decirlo. Es HBO y su Juego de Tronos...!!!!!! Tenéis suerte de ser los primeros en presenciar y descargar la filtración. Disfrutadlo y difundan las palabras".

El presidente y CEO de HBO, Richard Plepler, confirmó esta mañana el ataque y envió un correo electrónico a sus empleados, en el que describió la intrusión como "perturbadora e inquietante" y afirmó que el equipo directivo y tecnológico están esforzándose para proteger los intereses de la compañía.

Por desgracia, el problema que tenemos ante nosotros es demasiado familiar en el mundo del que ahora nos encontramos. Como ha sido el caso con cualquier desafío que hemos enfrentado, no tengo absolutamente ninguna duda de que vamos a navegar nuestro camino a través de este éxito.

En 2015 fueron publicados los cuatro primeros capítulos de la quinta temporada de Juego de Tronos antes de su estreno y, para su séptima temporada, HBO decidió dejar de enviar los episodios antes de que fueron emitidos, una práctica común con varios medios de comunicación.