"Daughters of Destiny" es un título que recientemente fue estrenado en Netflix. Se trata de un documental de 4 episodios que narran la vida de cinco chicas que estudian y viven en una escuela muy especial llamada Shanti Bhavan, ubicada en Bangalore, India.

Vanessa Roth es la directora de esta conmovedora serie documental original de Netflix. Ella nos lleva a conocer a Shanti Bhavan; un proyecto realizado por Abraham George. El señor George estudió e hizo fortuna en Estados Unidos y a los 50 años decidió vender sus empresas, regresar a la India y realizar una escuela que permitiera a niños de las familias más pobres de la India estudiar y "cambiar su destino".

En el documental se recogen escenas de los orígenes de Shanti Bhavan y los muchos retos a los que se ha enfrentado este lugar. La directora del documental nos muestra las historias de las protagonistas y sus dilemas luego de graduarse de Shanti Bhavan.

Este documental fue filmado durante 7 años. Es por esto que vemos el progreso de las chicas protagonistas, su crecimiento, sus cambios y sus nuevos retos. Seremos testigos de cómo el proyecto de Shanti Bhavan cambió la vida de estas cinco chicas y cómo cambia la de sus cientos de estudiantes. Así como la de sus familias y comunidades.

Shanti Bhavan es una escuela única. Acoge a niños de las familias más pobres; aquellos que provienen de las castas más bajas de la India. Y es que, en ese país aún está muy arraigado el sistema de castas, a pesar de que constitucionalmente fue abolido. Como sucede con los cambios sociales y culturales, la abolición legal no da de inmediato el cambio social. Así que, esta clasificación de las personas existe y es una realidad para miles de personas en la India.

A la casta más baja se le denomina Dalits ("intocables") y la gran mayoría de los que estudian en Shanti Bhavan provienen de ella. El documental nos cuenta por distintas fuentes cómo este sistema afecta a las personas. Las castas más bajas se enfrentan a la discriminación, la falta de oportunidades y la pobreza extrema. Por otro lado, las mujeres "intocables" tienen una carga aún más grande pues muchas de las veces no tienen los recursos para pagar la dote y casarse, un destino que, socialmente, es el "ideal" para las mujeres. Incluso muchas veces se cree de mala suerte tener hijas, más que nada porque representan una "carga" para las familias. En no pocas ocasiones se muestra en el documental cómo el control y poder sobre las mujeres está estandarizado en esa cultura y como falta trabajar muchísimo en estos temas para conseguir que las mujeres tengan, si no igualdad, oportunidades para decidir su destino.

"Daughters of Destiny" es un documental muy destacado. Tanto por el testimonio que da como por el tratamiento de los muchos tema que aborda. Las chicas protagonistas son encantadoras y conmovedoras. Resulta muy grato verlas crecer y desafiar el destino que, basado en el sistema de castas, supuestamente tenían. En muchas ocasiones "Daughters of Destiny" nos confronta con su crudeza y su simpleza para retratar las situaciones más complicadas.

Si algo le podemos reprochar a este documental es que es muy insistente en los logros de los dirigentes de Shanti Bhavan. No es que sea una cosa menor, pues el proyecto es admirable: da techo, alimentos y estudios (sobre todo oportunidades) a niños con enormes carencias, sino que insiste tanto en el proyecto que a veces luce como un video promocional de la escuela.

La otra cosa es que invisibiliza a los niños varones. Claro que es muy necesario reflexionar y dar a conocer las difíciles condiciones de las niñas en una sociedad como la de la India, sin embargo, el proyecto de Shanti Bhavan acoge igual número de niñas y niños, y aun así el documental sólo nos muestra una parte de la historia. Con todo y lo anterior "Daughters of Destiny" es una serie documental que vale mucho la pena. Se encuentra disponible para todos los usuarios de Netflix.