El USB de tipo C probablemente sea lo mejor que le ha pasado a los dispositivos en el nombre de la unificación en los últimos años. Contar con un estándar que aglutine todo producto tecnológico sobre la faz de la Tierra sigue siendo una utopía en términos absolutos, pero el camino establecido por este estándar sin duda es el más sólido que hemos visto a lo largo de la historia.

Ahora el USB 3.0 Promoter Group ha hecho un anuncio que llega para reafirmar a este modelo de conector como apuesta de futuro, mediante una actualización que conseguirá doblar la velocidad utilizada en la transferencia de datos entre dos equipos. Básicamente, lo que hace esta nueva función es aprovechar el diseño de pista múltiple que tienen incluidos todos los cables USB de tipo de C para conseguir velocidades que alcanzan los 20 Gbps. En otras palabras: no, no hará falta renovar el cableado para disfrutar de la nueva característica.

Lo que sí será necesario, sin embargo, es que los dispositivos entre los cuales se quiera hacer la transferencia de datos incluyan este modelo, algo que no es más que cuestión de tiempo que ocurra. Concretamente, se espera que este nueva opción de transferencia de datos comience a ser incluida en los dispositivos de manera general a partir de 2019, por lo que no esperes ver esta característica especificada en los próximos productos tecnológicos que compres.

En definitiva, esto es un buen movimiento de cara a los usuarios, que al menos no tendrán que vérselas y deseárselas cuando necesiten reemplazar un simple cable USB, teniendo todos la capacidad de soportar el nuevo estándar 3.2. ¿Llegará algún día la unificación y el consenso en todo el mercado? Nos gusta pensar que sí, aunque es más probable que los dispositivos ya hayan eliminado todos sus puertos de conexión para cuando eso ocurra.