El primer teléfono de gama alta de Nokia y HMD Global será una realidad el próximo 16 de agosto. La compañía finlandesa ha comenzado a enviar las primeras invitaciones a los medios de comunicación justo después de filtrarse todos los detalles del Nokia 8, su mayor lanzamiento en esta segunda era.

Entre las principales virtudes del Nokia 8 se encuentra un SoC Snapdragon 835, entre 4 y 6 GB de RAM, una pantalla QHD de 5,3 pulgadas y 64 GB almacenamiento interno. Pero la mayor estrella del Nokia 8 es, sin duda, la incorporación de lentes Carl Zeiss, empresa con la que Nokia trabajó durante sus mejores años para fabricar algunas de las mejores cámaras del sector.

Hasta ahora, el fabricante finlandés ha centrado sus esfuerzos en las gamas medias y bajas del sector con teléfonos como el Nokia 3, Nokia 5 y Nokia 6, consiguiendo unos buenos resultados en mercados clave como China. Ahora inicia su progresiva expansión hacia Europa y Estados Unidos, donde el posicionamiento en la gama alta —que pretenden conseguir con el Nokia 8— es vital.