Todo por la fama. Ese pareció ser el objetivo de Monalisa Pérez y Pedro Ruiz con su canal de YouTube. Desde fuera, los vídeos que publicaban parecen hablar sobre los problemas de una pareja joven (ella tiene 19 y él 22) con una hija de tres años y otro bebé en camino. Sin embargo, Monalisa y Pedro quisieron hacer todo lo posible para aumentar sus seguidores en YouTube, y lo que era una simple grabación para un vídeo acabó con la muerte de Ruiz y una pena de cárcel de diez años.

La pareja quiso grabar uno de los vídeos más impactante hasta el momento. Supuestamente, Pedro había disparado a libros en otras ocasiones y explicó a su novia que la bala nunca atravesaba las páginas. EL último fenómeno, con intención de convertirse en viral, consistía en que Monalisa dispararía a Pedro, quien colocó un libro delante de su pecho.

Pero todo salió mal. La bala disparada con una pistola Desert Eagle de calibre 50 atravesó las páginas y el pecho de Pedro. El joven murió en el acto. Su novia, embarazada de siete meses, llamó a la policía y afirmó que Pedro había muerto accidentalmente. Ahora, Monalisa Pérez afronta, además de una pena de cárcel de diez años, una multa de 22.000 dólares por asesinato en segundo grado.

El pasado lunes 26 de junio, la pareja de 19 y 22 años colocó una cámara GoPro en la parte trasera de un automóvil y una segunda en una escalera cercana. Su objetivo era grabar el experimento desde los dos ángulos. Monalisa utilizó una pistola de calibre 50 y una de las más potentes del mercado para disparar a su marido a una distancia de 0.3 metros, supuestamente sin intención de causarle ningún daño.

El canal de YouTube LaMonaLisa publicó su último vídeo el pasado 26 de junio, justo el mismo día en el que ocurrió el accidente. Al principio, Monalisa explica a sus seguidores una pelea que tuvo con su pareja, Pedro. Después, la pareja aparece con su hija de tres años en la feria, donde se suben a las atracciones y parecen disfrutar de una tarde en familia.

Doing Scary Stunts At The Fair. Part 1 es el titulo de la última publicación de Monalisa, en la que se imagina qué pasaría si llegaran a los 300.000 suscriptores. El vídeo del accidente que culmina con la muerte accidental de Pedro Ruiz se ha convertido en una prueba policial y las autoridades declararon que no publicarán el vídeo en ninguna forma.

En un contexto en el que el fenómeno youtuber tiene cada vez más relevancia, tener miles de seguidores y hacerse un nombre en internet parece haberse convertido para muchos en una obsesión. Muchos hasta consiguen ganarse la vida con sus vídeos, aunque otros han sido víctimas de la fama, como en el caso de caraanchoa o de la cuenta DaddyOFive en la que unos padres maltrataban a sus hijos con bromas pesadas y acabaron perdiendo la custodia de sus hijos.

Los padres youtubers que maltrataban a sus hijos en Internet y perdieron la custodia

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.