En uno de los vídeos de DaddyOFive, la madre de Cody dice ante la cámara que va a tirar una tinta invisible sobre la moqueta de una de las habitaciones y que va a acusar a propósito a su hijo. De repente, Cody sube corriendo las escaleras por los gritos de su madre y de su padre. "¡Yo no lo hice!, grita el niño y los padres le regañan furiosos. Unos cuatro minutos después, la madre le dice riendo que todo ha sido una broma. Pero la verdad es que al chico no parece hacerle ninguna gracia.

En otro vídeo, Cody es empujado contra la estantería por su padre y otra grabación publicada en YouTube muestra a otro de los niños pegando una bofetada a su hermana Emma de 11 años por obligación de su padre. Los vídeos podrían mostrar que los padres, Heather y Mike Martin, están más interesados en tener muchas visitas en YouTube y no tanto en la educación o trato hacia sus hijos. El canal de DaddyOFive se convirtió en motivo de polémica por el abuso infantil y los malos tratos y, este martes 2 de mayo, Cody y Emma han vuelto con su madre biológica, quien ha conseguido la custodia de emergencia.

El matrimonio Martin tiene cinco hijos, aunque Rose Hall ha afirmado que es la madre de Cody y Emma fruto de una antigua relación con Mike Martin. En un vídeo publicado en YouTube, Hall confirmó que se encuentra con sus hijos y el abogado que lleva el caso, Tim Conlon, explicó que la madre y los menores permanecerán en Maryland mientras los Servicios de Protección Infantil investigan la situación, informó The Washington Post.

El youtuber Philip DeFranco publicó un vídeo en el que recopiló algunas de las acciones que llevaron a cabo Heather y Mike Martin contra sus hijos, especialmente Cody, gracias al cual se pudo concluir que los menores eran víctimas de abusos mientras eran grabados. El matrimonio publicó un nuevo vídeo en el que se disculparon y pidieron perdón por las acciones cometidas contra sus hijos. "Nos damos cuenta de que hemos tomado algunas decisiones terribles de los padres, y sólo queremos hacer las cosas bien", afirmó Heather.

Rosie Hall denunció los abusos de los Martin a los cinco menores en el mes de octubre en Carolina del Norte, su lugar de residencia. La policía de ese estado no pudo hacer nada porque los casos se habían dado en Maryland y remitió la denuncia a la policía del estado correspondiente. Sin embargo, el proceso no se inició hasta que algunos youtubers leyeron los comentarios de Hall en los vídeos publicados y se acercaron a ella para ayudarla a denunciar los hechos.

Hasta la fecha, dos de los cinco menores han logrado escapar de los abusos cometidos por sus padres. Los Servicios de Protección Infantil seguirán investigando el caso para identificar los supuestos legales en el caso de la página DaddyOFive. Mientras tanto, Rosie Hall y su abogado seguirán luchando para que se haga justicia.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.