La energía solar ha formado parte de los planes de Tesla desde que Elon Musk anunció la creación de las seis primeras estaciones de Superchargers en 2012.

Sin embargo, las primeras seis estaciones son la excepción y no la regla en el resto de los Superchargers que se han construido durante los últimos cinco años. La mayoría de las estaciones de carga de Tesla utilizan la red tradicional eléctrica para proveer de energía a los automóviles de la compañía.

Ahora, Tesla volverá a dar un paso adelante cuando desconecte los Superchargers de la red eléctrica.

Elon Musk, CEO de Tesla, declaró en un tweet que "la mayoría de los Superchargers serán desconectados de la red eléctrica" después de que un seguidor le cuestionara sobre el uso de energías provenientes de hidrocarburos.

La alternativa será alimentar las estaciones con energía solar.

Sin embargo, no es muy claro cómo se logrará lo que ha dicho el empresario. Algunas estaciones con gran tráfico de vehículos requerirán grandes áreas cubiertas de paneles solares para cumplir con la demanda; además de que la eficiencia energética de los paneles solares suele variar dependiendo de las condiciones geográficas y climatológicas de la región donde se encuentran ubicados.

En diciembre del 2016, Musk anunció la tercera generación de los Superchargers, los cuales presumió -también en Twitter- que podrían generar más de 350 kW de energía con la tecnología de SolarCity, otra de las compañías de Musk.

Actualmente, la red de Superchargers se encuentra en plena expansión. A principios de este año contaban con 5.000 de ellos y Tesla anunció que esperaban sumar 10.000 repartidos por el mundo para finales del 2017.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.