Tesla sigue inmersa en la creación de su ecosistema o, al menos, en facilitar lo máximo posible la transición al coche eléctrico y, si puede ser, concretamente a sus coches eléctricos. De momento, y contando con la red de supercargadores repartidos ya por todo el mundo, y con su próxima tienda itinerante, la cual la compañía ha abierto en Oporto, los planes de Tesla son completar el círculo del coche eléctrico para hacer esta transición, y su presencia por todo el globo, lo más sencilla posible.

En esta línea, y parte de los nuevos planes de la compañía de ampliar su red de supercargadores, Tesla quiere construir espacios enormes para que sea mucho más fácil para los conductores encontrar un punto de recarga. La idea es crear símiles de las gasolineras tradiciones pero para coches eléctricos con algo más que el simple supercargador actual: una cafetería, restaurante, etc., que permita a los conductores hacer un alto en el camino mientras que se cargan sus coches.

El asunto que tienen en mente, y que ilustra esta líneas, consiste en espacios para decenas de coches a la vez, combinando supercargadores con puntos de carga normales, que sirvan como punto de referencia en viajes de larga distancia y que ofrezcan alternativas de ocio, algo que permitiría mantener la idea de gasolinera tradicional pero reconvertida a espacio de descanso para vehículos eléctricos.

De momento habrá que esperar a ver cómo se desarrollan los planes de la compañía en el futuro, pero desde luego este concepto de «gasolineras» es la forma más sencilla de fomentar la transición entre el coche eléctrico y el tradicional y reconvertir estos espacios.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.