Seis meses después de anunciar el SoC Snapdragon 835 con sistema de carga QuickCharge 4.0, Qualcomm presenta el estándar QuickCharge 4+, una versión ligeramente mejorada que promete reducir los tiempos de carga en un 15%, realizar el proceso de carga con un 30% más de eficiencia y mantener un mayor control del calor generado durante la transferencia de energía.

Este nuevo sistema potencia la tecnología Dual Charge, que incluye un segundo sistema de gestión de energía en el propio dispositivo. Gracias a este sistema, la carga entrante se divide en dos y se mejora la disipación del calor, uno de los mayores retos en los sistemas de carga rápida.

También cuenta con nuevas mejoras en el sistema de balance térmico, que distribuye la corriente de forma inteligente hacia las zonas más frías del dispositivo, mejorando así la distribución de calor y optimizando la carga. Asimismo cuenta con nuevos sistemas de seguridad que monitorizan en tiempo real el proceso de carga de una forma más precisa y eficiente.

Lo interesante del sistema QuickCharge 4+ es que es la primera revisión del estándar que no requiere un nuevo chip en el interior del dispositivo. Eso sí, los fabricantes que quieran recibir la certificación de Qualcomm tendrán que cumplir con los requisitos de este nuevo estándar antes de lanzar su teléfono al mercado.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.