Casi 2.000 millones de usuarios se conectan a Facebook cada mes. Publican comentarios, suben fotos y vídeos, te invitan a eventos, te etiquetan en sus publicaciones…

Facebook se ha convertido en una suerte de segunda memoria donde podemos echar un vistazo a un día o mes y ver qué hicimos, con qué estuvimos o a dónde fuimos, si somos muy activos en esta red social.

Un ejemplo son las fotografías. Son tan fáciles de hacer y de compartir en Facebook que con un mínimo esfuerzo puedes llenar tu perfil de imágenes que te recordarán mañana lo que hiciste ayer, para bien o para mal. ¿Qué hacer con las fotos que no nos gustan? ¿Cómo poner un poco de orden en ese caso de imágenes publicadas? ¿Hacemos buen uso de las etiquetas? ¿Deberíamos compartir con menos gente nuestros momentos íntimos?

En el pasado hemos visto cómo proteger nuestra privacidad en Facebook y cómo sacar provecho de Facebook Messenger.

Hoy vamos a ver de qué maneras podemos organizar tus fotos en Facebook para que las encuentres mejor, puedas compartirlas con mayor comodidad u ocultes las que no te gustan. Veamos todas las opciones que nos ofrece Facebook para gestionar nuestras imágenes.

Tus fotos

El mejor lugar donde empezar a organizar tus fotos en Facebook es la sección Fotos, accesible desde tu perfil, y más concretamente Tus fotos. Desde ahí tendremos total control sobre las imágenes pasadas que hemos subido.

¿Hay imágenes que ya no te gustan? Puedes descargarlas a tu computadora y borrarlas de Facebook. Basta con colocar el ratón encima de la imagen, pulsar en el icono en forma de lápiz y elegir las opciones correspondientes.

Desde ahí podrás hacer más cosas, como añadir una ubicación a tu imagen, una manera de etiquetar tus fotos y encontrarlas por lugar donde se hicieron.

También puedes cambiar la fecha en que se publicó, para volver a ponerla de moda en tu muro y en el de tus amigos, ponerla como foto de perfil o portada o simplemente añadir un comentario o indicar que te gusta.

Si abres la foto también podrás comentarla (con o sin emoticonos y stickers), hacer un Me gusta, añadir una descripción o etiquetarla. Pero de esto último hablaremos más adelante.

Los álbumes

La manera más sencilla de organizar tus fotos en Facebook es usando álbumes. Básicamente se trata de meter en una misma carpeta las imágenes afines, bien porque se hicieron un mismo día o tienen que ver con una misma persona. De ti depende cómo usas los álbumes.

Igual que en el caso de las fotos por separado, desde Fotos > Álbumes puedes crear álbumes nuevos y subir varias fotografías de una sola vez o editar los álbumes que ya existen.

Con los álbumes podemos hacer varias cosas: que sea tuyo o compartido con otros (mediante el botón Añadir colaborador), destacarlo en tu perfil como el álbum más importante o atractivo, incluir un comentario en el álbum y una ubicación, descargar el álbum entero o eliminarlo si ya no te interesa.

Compartir un álbum puede ser una buena idea para compartir memes o fotografías de un viaje, de una celebración o de un evento importante, como un concierte o una cena. Así, entre todos haréis acopio de imágenes con las que dar envidia a vuestras amistades o recordar entre todos lo bien que fue todo (o no).

Por otro lado, al igual que ocurre con los comentarios, es posible limitar quién lo verá: Público (cualquiera), Amigos (tus contactos) o Amigos, excepto… (tus contactos menos los que indiques), Amigos concretos (sólo lo verán ciertas personas de confianza) o Solo yo (si quieres usar Facebook de almacén digital de fotos pero que nadie las vea.

Por lo demás, puedes mover libremente tus fotografías entre álbumes. Una pena que no puedas tener la misma imagen en dos o más álbumes. Para ello tendrás que subirla varias veces.

Las etiquetas

No hay que confundir las etiquetas de las fotos digitales, que consisten en palabras sueltas que nos ayudan a encontrarlas más fácilmente, con las etiquetas de Facebook.

Las etiquetas de Facebook sirven para etiquetar personas, bien porque queremos que todo el mundo reciba un aviso para ver nuestra foto (algo que no recomiendo salvo contadas excepciones) o porque aparece en esa imagen y queremos que la comente o indique que le gusta.

Etiquetar a alguien es tan fácil como abrir la fotografía en cuestión, pulsar en la cara de esa persona y se abrirá una lista de nuestros contactos. Si no está en la lista, podemos escribir su nombre igualmente y Facebook nos lo completará.

Hay que ir con cuidado con las etiquetas, pues no todo el mundo quiere que se le etiquete. Procura preguntar antes.

El sistema de etiquetas de Facebook da más visibilidad a tus fotos y hace que lleguen directamente a quienes han sido etiquetados, pero a nivel de organización, de poco sirven, pues no puedes hacer una búsqueda por etiqueta. En cualquier caso, no está de más usarlas cuando conviene.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.