27 de octubre de 2016 escribí este titular: El MacBook Air está muerto. En aquella época, Apple llevaba 598 días sin actualizar el producto. En aquel momento se lanzaban las nueva MacBook Pro que son más rápidas e igual de livianas que las Air, pero bastante más caras.

Siete meses más tarde, Apple ha actualizado el procesador del MacBook Air, que simplemente no quiere morir, o en realidad los consumidores eligen que no muera. Se vende tan bien, pero tan bien, que la compañía mantiene su producción. Y es que los componentes deben de ser tan baratos a estas alturas, y el margen de ganancia tan alto, que tiene todo el sentido del mundo.

La actualización es menor, de un procesador base i5 de 1,6 GHz (con Turbo boost a 2,7 GHz) ahora incluye un procesador i5 de 1,8 GHz (con Turbo boost a 2,9 GHz). Tal y como comentábamos días atrás, este modelo de Mac se renueva manteniendo precio.

Pero también han reducido el precio de la MacBook Pro de 13 pulgadas sin Touch Bar, de 1.499 dólares a 1.299 dólares o de 1699 euros a 1499 euros, intentando mantener la gama media de portátiles en un estado saludable.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.