Gracias a que podemos estar conectados a internet constantemente y a los muchos servicios de almacenamiento online, es habitual guardar nuestras fotografías o documentos en Dropbox, Google Drive, iCloud, OneDrive o similares.

La competencia es feroz, la cantidad de servicios de este tipo es interminable y muchos compiten por espacio disponible. Además, cuentan con funciones adicionales, como recuperar archivos borrados, que mejoran cada día. El almacenamiento en la nube está en su mejor momento pero no siempre es fácil elegir un servicio u otro.

En este artículo vamos a comparar dos de ellos, el popular Google Drive y uno no tan popular como es Amazon Drive.

A un lado del cuadrilátero, Drive, el disco duro online de Google, ligado a Gmail y que incluye funciones de edición de documentos. Al otro lado, Amazon Drive, que con poco ruido supone un aliciente para quienes disponen de cuenta de pago en Amazon, Amazon Prime, aunque con una cuenta gratuita también puedes usarlo.

Veamos qué nos ofrecen Amazon Drive y Google Drive. ¿Merece la pena usar uno u otro?

Espacio disponible y precios

Empecemos por lo que todos miramos cuando buscamos un servicio de almacenamiento en línea: el espacio que nos ofrece gratis.

En este sentido, Google siempre ha ido por delante de la competencia, ya que gratuitamente contarás con 15GB de espacio para todos tus archivos. Amazon, por su parte, te permite subir hasta 5GB de archivos.

En cuanto a las cuentas de pago, en caso de necesitar más espacio, Google Drive ofrece 100GB por 1,99$ al mes, 1TB por 9,99$ al mes y 10TB por 99,99$ al mes.

Por su parte, aunque antes Amazon ofrecía espacio ilimitado, ahora ese espacio ilimitado es exclusivo para las fotografías. Para el resto de archivos, los precios son: 100GB por 11,99$ al año (prácticamente 1$ al mes), 1TB por 59,99$ al año (prácticamente 5$ al mes) y así hasta 30TB. Puedes consultar los precios al gestionar el espacio disponible en tu cuenta.

Así pues, en espacio gratuito disponible gana Google, pero en los planes de pago, Amazon sigue siendo más competitivo.

Multiplataforma

Tan importante es tener espacio suficiente en la nube como acceder a él desde cualquier dispositivo que usemos.

En este sentido, tanto Amazon Drive como Google Drive tienen acceso directo desde el navegador (Internet Explorer, Safari, Firefox, Chrome) tanto en Windows como en Mac o Linux. Eso sí, Google es un poco exigente y nos pide actualizar nuestro navegador a la versión más reciente. Amazon, en cambio, admite versiones anteriores, práctico para computadoras antiguas.

Pero vayamos a lo importante. Amazon y Google tienen aplicaciones nativas para mantener los archivos y documentos sincronizados, tanto para Windows como para Mac, Android y iPhone/iPad.

Desde las apps nativas podemos realizar prácticamente las mismas tareas que desde el navegador, como organizar los archivos, vista previa en fotos, vídeos y documentos y compartir archivos mediante un enlace.

Gestión de fotografías

Si analizamos en qué ocupamos el espacio de nuestro smartphone, seguramente salga ganando el contenido multimedia, vídeos y fotografías.

De ahí que Amazon ofrezca una variante de Drive, Amazon Photos o Prime Photos, que cuenta con sus propias apps nativas.

Prime Photos es un servicio adicional para suscriptores de Amazon Prime y ofrece espacio ilimitado para tus fotografías.

Google, por su parte, ofrece un servicio similar, Google Fotos, también con espacio ilimitado y aplicaciones nativas, aunque solo para iPhone/iPad y Android.

Servicios adicionales

En este apartado, Google es inevitablemente claro ganador. Más que nada porque la cartera de servicios que baraja Google es infinitamente mayor que los servicios de Amazon.

Google, por ejemplo, ofrece herramientas de edición de documentos para Drive tanto en modo online como con apps nativas móviles (Documentos, Presentaciones, Hojas de cálculo, etc.). Además, permite adjuntar los archivos de Drive en mensajes de Gmail.

En este sentido, Amazon ofrece un espacio donde guardar tus archivos. Sin más. Lo que hagas con ellos y con qué aplicaciones o servicios online depende de ti.

Seguridad

Guardar nuestros archivos, fotos o vídeos personales en los servidores de una empresa como Amazon o Google puede causar cierto recelo. ¿Están nuestros ficheros a salvo?

Por un lado, tenemos la autenticación en dos pasos, que podemos activar tanto en Google como en Amazon.

Por otro lado, a ambos servicios se accede vía HTTPS, es decir, mediante conexión segura. Tanto Amazon como Google utilizan cifrado SHA-256.