Apple sigue potenciando Apple Music con contenido original o, al menos, con contenido que vaya más allá de las canciones, los videoclips y el resto de contenidos que *vende* dentro de su tienda de música digital o de su servicio de streaming. No obstante, la incursión de Apple en el contenido original está directamente relacionada con algunas de sus actividades: apps y música, al menos de momento, por lo que es lógico que el contenido, si bien no producido directamente por Apple, que llegue a su plataforma tiene que estar directamente relacionado con la música.

Y así ha sido, el nuevo contenido exclusivo de Apple Music, que llega de la mano de Sean Combs ya está disponible de forma oficial en el servicio de streaming de Apple. Can’t Stop Won’t Stop: A Bad Boy Story, que así se llama, fue anunciado en abril y estrenado de en el Tribeca Film Festival con relativo éxito, que ahora espera que recale en el servicio de streaming de Apple como forma complementaria a la suscripción de música y otros contenidos originales como Carpool Karaoke

Can’t Stop Won’t Stop cuenta la historia de Puff Daddy y el alzamiento de Bad Boy Records en los 90s, una de los sellos discográficos de hip hop más importantes de la historia, y su representación de artistas como Danity Kane, Young Joc, Diddy, Cassie, Aasim, Ness, Chopper, Cheri Dennis, Boyz N Da Hood, Craig Mack, Carl Thomas, Black Rob, G-Dep, New Edition, Mark Curry, B5 o el propio P.Diddy.

Si tienes una suscripción de Apple Music puedes ver el nuevo documental de Apple sin necesidad de pagar un precio adicional y, al igual que Planet of the Apps y Carpool Karaoke: The Series forman parte de la nueva programación orinal de contenido satélite con el que Apple quiere llamar a la suscripción a su servicio.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.