Youtube acaba de anunciar un cambio sustancial en su programa de socios. De ahora en adelante solo podrán monetizar en la plataforma quienes hayan superado las 10.000 visitas en su canal.

Así, YouTube termina con la política que comenzó hace cinco años donde cualquiera podía ganar dinero con ayuda la plataforma. De esta manera, YouTube quiere terminar con el plagio latente de canales que replicaban contenido de otros creadores o de estudios cinematográficos o de televisión, quienes ganaban dinero haciendo poco esfuerzo.

También, la plataforma de vídeos amenaza con ser más exigente con su programa de socios: una vez que alguien supere las 10.000 vistas y solicite hacerse socio, su canal pasará por una revisión diseñada para saber si el contenido respeta las políticas de YouTube.

Actualmente, la plataforma de vídeos propiedad de Google pasa por una severa crisis, ya que gigantes como AT&T o Verizon decidieron retirar su publicidad de la plataforma, pues esta atentaba contra la imagen de las marcas al aparecer junto a vídeos que incitaban al extremismo, al odio y a la xenofobia.

Ariel Bardin, vicepresidente de producto de YouTube escribió en el blog de la compañía:

"Si todo luce bien, haremos socios a los canales y comenzaremos a mostrar anuncios en su contenido. Juntos, con estas nuevas políticas ayudaremos a asegurarnos que las ganancias sólo fluyan a los creadores que juegan bajo las reglas".

Los cambio llegan poco después de que YouTube anunciara su alianza con cadenas como Fox, ABC, CBS y NBC para lanzar el servicio de YouTube TV en Estados Unidos.