Donald Trump ha marcado su distancia con la administración de Barack Obama desde el primer día de su Gobierno. Tras comenzar a reestructurar el Plan de Energías Limpias con el que Obama pretendía combatir el cambio climático, ahora Trump quiere marcar su distancia en el mundo digital.

En la rama de las telecomunicaciones, el comisionado de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés), Ajit Pai, ha desvelado durante un discurso en Washington D.C. cuál podría ser la próxima forma que tomaría el Internet en Estados Unidos.

De acuerdo con la visión de Pai, actualmente la legislación estadounidense en telecomunicaciones de excesiva, por lo que ha anunciado que la actual administración hará una revisión y planteará una eventual reforma que permitiría a los proveedores del servicio de Internet ralentizar y bloquear el contenido de sus competidores.

La neutralidad de la red supone que todos los proveedores de Internet deben tratar todos los sitios web equitativamente. Esto prohíbe que empresas como Verizon o AT&T bloqueen o ralenticen ciertos sitios web según sus intereses políticos y comerciales.

Pai quiere revertir el Título segundo de la Orden de Internet Abierto, un acuerdo votado y aprobado por la FCC en 2015 que hizo ilegal tanto para proveedores de Internet fijo como móvil bloquear sitios, ralentizar u ofrecer paquetes de zero-rating.

Siguiendo la retórica de la administración de Trump, Pai asegura que la sobrerregulación ha afectado principalmente a los pequeños proveedores locales y la reforma ayudaría a crecer las inversiones en infraestructura, así como a incrementar el acceso a Internet de alta velocidad y permitiría la innovación.

Pai también asegura que el cambio del título II de la Orden de Internet Abierto es necesario para salvaguardar la libertad de expresión:

Algunos argumentarán que el control del gobierno es la clave para hablar libremente en Internet. La mayoría de los americanos deben reconocer lo absurdo que esto es. La regulación del gobierno no es amigo de la libre expresión, sino su enemigo.

Por otro lado, el comunicado de la Electronic Frontier Foundation (EFF), organización en defensa de los derechos digitales, llama a los ciudadanos estadounidenses a firmar contra las reformas que propone Pai. El comunicado dice:

Un Internet libre y abierto es esencial para una sociedad libre. Pedimos resistencia a los intentos de debilitar la neutralidad de la red y atrincherar a los monopolios de Internet.