Hace ya unos meses, todavía en 2016, presenciamos otro de los grandes éxitos de crowdfunding en Kickstarter: dentro del muy exitoso campo de los juegos de mesa, el proyecto que prometía llevar la experiencia Dark Souls a los juegos de tablero recaudó más de 4 millones de euros gracias al apoyo de más de 31.000 mecenas. Dicho éxito trajo consigo el cumplimiento de multitud de metas adicionales como la de traducir el paquete a diferentes idiomas como el castellano.

Ahora, alrededor de medio año después, en la web de Steamforged, la empresa detrás del juego, se pudo acceder a algunas de las páginas de los manuales en distintos idiomas incluidos en la versión de mesa de Dark Souls. Duraron poco online pero, entre ellos, se encontraban las ediciones en castellano, italiano y alemán y eso fue suficiente para que miles de mecenas entraran en cólera ante lo que a todas luces parece una chapuza muy poco profesional.

Frases sin ningún tipo de sentido, errores gramaticales y sintácticos, infinidad de términos sin traducir y un sinfín de defectos y errores pueblan el texto de introducción del juego y, en consecuencia, los mecenas originales y compradores potenciales han comenzado a protestar por la que parece una traducción amateur echando mano del traductor de Google. Toca esperar una declaración oficial por parte de Steamforged. Algo así, tras recaudar 4 millones de euros, es impresentable.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.