Esta mañana se ha celebrado en Oviedo el juicio contra Wilson Alfonso, el youtuber que acosaba a mujeres en Asturias. El joven tenía un canal en YouTube donde subía vídeos en los que engañaba a diversas chicas para besarlas sin consentimiento. Cuatro de ellas denunciaron los hechos ante la Policía, que le imputó varios delitos por abuso sexual.

El youtuber ha sido condenado y tendrá que pagar 1.890 euros de multa e indemnizar con 500 euros a dos víctimas a las que acosó, según informa la agencia Europa Press. Una tercera mujer ha renunciado a ser resarcida. Así lo ha sentenciado el Juzgado de Instrucción número 4 de Oviedo, donde Wilson Alfonso terminó reconociendo lo sucedido y se mostró arrepentido, pese a la actitud chulesca antes del juicio, como recogen medios locales.

El acusado confirmó que durante el mes de marzo de 2017 realizó diversos actos de significación sexual, menoscabando la libertad sexual ajena de sus víctimas. El youtuber, de 24 años de edad, usaba supuestos trucos de magia para engañar a las chicas y besarlas en la boca sin su consentimiento, mientras otra persona -no identificada- grababa la argucia para acosarlas. Los vídeos fueron subidos a la plataforma sin contar con la aprobación de las víctimas. "Me siento engañada y cabreada, denuncié cuando me vi en el vídeo", afirmó una de las mujeres que denunció al youtuber, en declaraciones recogidas por El Comercio. Wilson Alfonso no ha pedido perdón públicamente todavía a las chicas a las que acosó.

"Lo que era una broma para él es un delito para el resto de las personas", ha explicado la abogada del youtuber a la salida. Durante el juicio también se acordó el decomiso del ordenador, la tarjeta gráfica y la cámara con la que Wilson Alfonso grabó los vídeos que luego subía a internet. El joven eliminó su canal de YouTube, que incluía la descripción "abordar mujeres, bromas y vlogs", después de haber sido denunciado ante la Policía, aunque las capturas de los vídeos aún pueden verse en su cuenta de Twitter.