Hace poco vimos algunas de las muchas opciones que ofrece Amazon para facilitarnos las compras, la devolución de productos, saber si una compra es buena o no, etc.

Hoy nos centraremos en cuidar nuestro bolsillo y a ahorrar con Amazon, una tarea que en ocasiones parece imposible debido a la facilidad con que podemos comprar en esta tienda online y a la gran cantidad de productos que ofrece y nos recomienda allá donde vayamos.

Dicen los sabios que la mejor manera de ahorrar es no gastar. Es obvio. Pero no siempre podemos dejar de comprar ciertos productos por necesidad. En cualquier caso, comprar con cabeza y aprovechar todas las opciones que ofrece Amazon para ahorrar te ayudará a optimizar tus compras.

Ofertas

La primera manera de ahorrar con Amazon es ir directos a las Ofertas.

Amazon nos tiene muy mal acostumbrados y suele contar con ofertas diarias que se organizan en su propia categoría. Es posible que cuando busques un producto veas que está rebajado. Es más, en ocasiones se muestra un precio estándar y cuánto ahorrarás si lo adquieres en Amazon.

A las ofertas y descuentos de Amazon en fechas señaladas, como el Black Friday, hay que sumar las ofertas flash, que están disponibles durante unas horas y que comprenden rebajas de hasta 50% en ciertos productos que puedes filtrar por categoría.

En Ofertas verás las ofertas flash del momento, las próximas y las que ya finalizaron. En el caso de ofertas futuras, puedes hacer clic en Seguir esta oferta y ver cómo evolucionan. Ten en cuenta que cuantos más usuarios adquieran un producto, más bajará su precio.

Y si eres usuario de Amazon Premium, podrás acceder a una oferta antes de tiempo o acceder a ofertas exclusivas.

Productos Reacondicionados y Saldos

Hay productos que compramos para que duren mucho y otros que amortizamos aunque aguanten poco tiempo.
En este segundo caso, ¿por qué no adquirir un producto reacondicionado? Se trata de productos que han devueltos por clientes porque no les gustaban o que sufrió algún daño en el almacén.

Los productos reacondicionados siguen funcionando con normalidad, simplemente han tenido un primer uso y/o tienen algún defecto externo. Esto se traduce en que el precio es menor que en el caso del mismo producto totalmente nuevo.

La garantía sigue siendo la misma que en un producto normal, y Amazon comprueba que funciona correctamente o que su estado es aceptable. Además, puedes devolverlo si no cumple tus espectativas.

También puedes adquirir productos de saldo en Amazon. Bien porque el modelo es antiguo u obsoleto o porque no tiene el éxito suficiente en ventas, un producto de saldo sigue siendo nuevo pero está rebajado de precio, por lo que puede ser una buena oportunidad para ahorrar con Amazon.

Notificaciones y avisos

Aunque Amazon disponga de páginas donde encontrar ofertas, descuentos o productos rebajados, acceder a tal cantidad de productos es tedioso y la búsqueda, muchas veces, es improductiva.

Si tienes la app de Amazon instalada en tu iPhone o smartphone Android, recibirás notificaciones cuando estén disponibles las próximas ofertas, es decir, las que todavía no han sido activadas.

Por desgracia, Amazon no permite configurar avisos cuando hay cambios de precio. Para ello deberás acudir a páginas de terceros, como Barakutin o CamelCamelCamel, que te permite diseñar tu propia lista de productos y enterarte cuando bajen de precio o estén de oferta.

Amazon Assistant

Además de apps móviles, Amazon tiene su propia extensión para el navegador. Su nombre es Amazon Assistant y es compatible con Internet Explorer, Firefox, Google Chrome, Opera y Microsoft Edge.

Desde la esquina superior derecha del navegador verás ofertas del día (así no tendrás que ir expresamente a su página), verás tu lista de deseos a la que añadir cualquier producto que encuentres dentro o fuera de Amazon mientras navegas por la web y tendrás a tu disposición un comparador de productos por características y precio.

Suscríbete y ahorra

De cara a productos que compras con asiduidad, como comestibles o productos recurrentes para el hogar o para tu trabajo o aficiones, Amazon ofrece el servicio Suscríbete y ahorra.

Su propósito es suscribirte a una lista de productos que recibirás cada cierto tiempo. Es decir, en vez de realizar una compra repetidas veces, la compra se elabora automáticamente de acuerdo a lo que tardas en agotar ese producto y necesitar más.

En Suscríbete y ahorra defines la cantidad y frecuencia de envío. Según la cantidad o frecuencia obtendrás un ahorro de entre el 5% y el 10%.

Podrás cancelar la suscripción cuando quieras y encontrarás productos de supermercado, como alimentación, salud e higiene, electrónica o material de oficina. Eso sí, el servicio está limitado a ciertas zonas geográficas según la disponibilidad logística de Amazon.