Tras las presentaciones de su nueva línea de televisores QLED en el CES de Las Vegas, Samsung ha ofrecido un avance de lo que desde la empresa consideran que es el futuro del cine, Samsung Cinema Screen. Se trata de una pantalla LED "tradicional" que hará a las salas que la incluyan abandonar el modelo de proyección tradicional para dejar paso a una calidad superior con resolución 4K (4,096 x 2,160 píxeles) y una cobertura de color que supera el espectro DCI, ofreciendo así colores mucho más naturales y cercanos a la realidad.

Esto permite que se pueda considerar que Samsung Cinema Screen es capaz de reproducir contenidos de alto rango dinámico (HDR), que requiere tanto de una cobertura mayor de color que el clásico Rec.709 como de un brillo superior en nits. En este sentido, el pico que se alcanza es 10 veces superior al que logran emitir los proyectores estándar. 500 nits frente a 50. Una cantidad que, sin llegar a los 2000 que prometen los nuevos QLED, producirá una experiencia notablemente superior y más realista que la actual a los aficionados al cine.

Por último, las nuevas pantallas también ofrecerán un sistema avanzado de control de escala de grises y negros de gran profundidad, cercanos según Samsung al contraste infinito que presentan sus terminales con SuperAMOLED. Frente a los proyectores, Samsung afirma que el sistema no perderá calidad en ambientes luminosos, pudiendo ser usada en conferencias, eventos en directo como conciertos o incluso como pantalla para competiciones de deportes electrónicos.

En cuanto al audio de Samsung Cinema Screen, Samsung se valdrá, como en las nuevas tablets, de las soluciones de la recientemente adquirida Harman y del conocimiento de Samsung Audio Lab para ofrecer la mejor experiencia en inmersión para salas de cine. Samsung se ha propuesto cambiar la experiencia del cine con estas pantallas, pero también con nuevos sistemas de venta de pases y con visualización interactiva de los clásicos carteles de películas, y ya están trabajando con salas. La compañía ofrecerá más información sobre estos productos en el CinemaCon 2017.

Es interesante mencionar también que, además de pantallas LCD u OLED frente a proyectores, el futuro también puede pasar por minúsculos paneles en forma de realidad virtual. Aunque todavía queda mucho para conseguir una nitidez que produzca la sensación de estar en el cine, con diversas aplicaciones ya es posible ofrecer al espectador la sensación de que espacialmente se encuentra en una sala. Es sólo cuestión de tiempo que de verdad pueda creerse que se están en ella, desde el salón de casa.

👇 Más en Hipertextual