"El único talento de Elmo es... ¡Ser Elmo!" Dice en un video el peludo personaje frente su empleador al enterarse que será despedido del popular programa para niños, Barrio Sésamo. "¡Elmo ha estado trabajando aquí los últimos 32 años!", reclama la marioneta.

¿Qué hizo Elmo para ser despedido? De acuerdo con su empleador, el despido se debe a que la administración de Donald Trump ha decidido recortar los fondos para los Programas Nacionales para las Artes y las Humanidades en el presupuesto del 2018, del cual se desprende el dinero que mantiene a la Corporación de Medios Públicos, donde se produce la televisión y la radio pública en Estados Unidos.

Barrio Sésamo es el programa para niños más longevo de la historia de la televisión desde que comenzó en 1969 de la mano de la Public Broadcasting System (PBS, la cadena pública más grande de Estados Unidos). El presupuesto del 2018 todavía debe ser aprobado por el legislativo, pero Patricia Harrison, directora de la PBS, dijo que de hacerse este recorte "devastaría y destruiría el papel de los medios de comunicación públicos en la educación de la infancia".

La historia entre Barrio Sésamo y Donald Trump es larga. The Huffington Post reporta que el programa ha hecho durante al menos tres episodios referencias al mal humor y a la codicia de Donald Trump.

Primero, con la participación en un episodio de 1988 de un personaje llamado Ronald Grump quien desea construir su hogar, la Grump Tower, en el basurero de Óscar el Gruñon y para lograrlo estafa a Óscar.

La segunda aparición fue en 1994 cuando un personaje muy parecido a Donald Trump quiere utilizar su experiencia en los bienes raíces para lograr que las marionetas abandonen Barrio Sésamo y así, Trump pueda convertir el barrio en un lugar lujoso.

En 2005 el show volvió a valerse de Trump al utilizar a un personaje quien buscaba un asistente en el barrio. Pero ante la inocencia y la incompetencia de las marionetas, les comienza a gritar y a tratar mal. Ante la actitud del magnate, las marionetas se unen para despedirlo a él.

En realidad, el vídeo donde Elmo es despedido es absolutamente retórico. El empleo de Elmo no corre peligro. Plaza Sésamo continuará existiendo gracias a un acuerdo que PBS firmó con HBO en 2015 por cinco años, donde el gigante de la televisión compró la exclusiva de los nuevos episodios a cambio de absorber una parte significativa de los gastos de producción.

Aunque Elmo está salvado, los trabajos de cientos de profesionales de la comunicación podrían correr peligro con el recorte de 485 millones de dólares que Trump planea hacer contra los medios públicos.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.