Para la mayoría de los mexicanos el Libro Vaquero no requiere introducción. La pequeña historieta con tintes eróticos, ambientada en el Lejano Oeste estadounidense, es un clásico de la cultura pop mexicana. La historia casi calcada en cada edición no deja de ser fascinante: una voluptuosa damisela peligra mientras un frío cowboy enamorado intenta rescatarla.

La historia se publica semanalmente desde hace 39 años y su penetración en la cultura ha sido tanta que el formato ha sido imitado en diversas ocasiones con fines educativos y propagandísticos a lo largo de la historia moderna mexicana.

El Think Tank mexicano Ethos Laboratorio de Políticas Públicas quiere usarlo para combatir la corrupción, un problema sistemático en México que causa la pérdida del 2% del Producto Interno Bruto, de acuerdo con el Banco Mundial.

También es uno de los grandes factores de la degradación de la confianza en las instituciones que explica porqué el 91% de los mexicanos no confía en los partidos políticos, el 83% no confía en los legisladores y 80% no cree en las instituciones del sistema judicial, de acuerdo con el Barómetro Global de la Corrupción.

El Libro Vaquero Anticorrupción pretende educar sobre el Sistema Nacional Anticorrupción y alentar las denuncias contra los funcionarios, empresas o ciudadanos que no hagan bien su trabajo, pidan dinero por prestar sus servicios, abusen de su puesto, beneficien a familiares o desvíen fondos.

Ethos

La organización argumenta que con este material quieren "que la sociedad tenga claros los cambios generados por el Sistema Nacional Anticorrupción y que a través del lenguaje fuera del marco normativo sea comprensible para el común de la población que no tiene conocimiento en la materia".

El Sistema Nacional Anticorrupción se trata de un reforma constitucional aprobada en 2015 para prevenir, controlar y sancionar la corrupción en los tres niveles de Gobierno. Pero para el Think Tank, los ciudadanos "son partícipes y responsables de la corrupción". De acuerdo con Transparencia Mexicana, en promedio 14% de los ingresos de los mexicanos se van en 'pagos extraordinarios' o mordidas a las autoridades.

De acuerdo con un comunicado de Ethos, el tiraje será igual que el del Libro Vaquero, posicionado como la publicación impresa más leída en el país con 118.000 ejemplares que se distribuirán a nivel nacional.

El problema apunta a ser mucho más profundo. Una encuesta del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM apunta que uno de cada cuatro mexicanos piensa que violar la ley no es tan malo, “lo malo es que te sorprendan”.