Si escuchamos hablar de alguien que estudia filosofía, tres imágenes vienen a nuestra mente: un drogadicto, un empleado de McDonald's y un vagabundo. Tres destinos posibles para cualquiera que se atreva a perder el tiempo dedicando su vida a estudiar una carrera sin ninguna aplicación práctica.

Este puede parecer un filósofo super pro master, pero en realidad es un estudiante de veinte años.

Lo que pocos saben es que la filosofía fue la primera ciencia de todas. Los primeros filósofos asentaron las bases de la civilización moderna. Más tarde, otros académicos liderarían el progreso científico. Los que se dedican a la filosofía investigan los misterios de la experiencia humana.

¿Existe la libertad? ¿Tiene sentido la vida sin un dios? ¿De dónde provienen nuestras leyes morales? Estas son interrogantes que la mayoría de nosotros nos hemos hecho, sin estar al tanto que las mismas preguntas han ocupado a cientos de hombres brillantes los cuales han ideado respuestas interesantes que podrían enriquecer de sobremanera nuestras vidas.

"Si solo pudiera entender por qué me casé con un pendejo".

Lejos de carreras más sistemáticas, en filosofía el razonamiento es lo más importante. Desde los tiempos de la academia platónica, los estudiantes eran motivados a discutir entre ellos constantemente para desarrollar sus ideas a cabalidad. Método conocido como la dialéctica. Se aborrece sobre todo la memorización y el aprendizaje de datos sin sustento patente.

Ni siquiera es necesario dedicar jornadas enteras en una universidad. Existen muchos libros de filosofía accesibles para cualquiera que sirven de introducción para temas más especializados. El filósofo David Hume afirma en su Tratado de la Naturaleza Humana que, como todas nuestras ideas provienen de impresiones simples, no hay razón para que la expresión de estas sea incomprensible, ya que poseen un origen mundano y comprensible en sí mismo.

Muchos filósofos piensan lo mismo, que la filosofía es la actividad humana por excelencia, por tanto, cualquier ser humano debería poder ser capaz de acercarse fácilmente a este universo de conocimiento.

Solo aplica a seres humanos con barba de vagabundo, por supuesto.

La importancia de la filosofía reside en que dicha disciplina te otorga herramientas para entender la realidad. Mientras progresas vas creando un mapa conceptual de tu mundo, estructurado dependiendo de los autores que frecuentes.

Antes de decidir qué pensar deberíamos aprender a cómo pensar de manera más efectiva. El área encargada de garantizar esto es la lógica, perfecta para examinar las estructuras argumentativas a través de las cuales damos forma a nuestros pensamientos. Esta es una buena manera para adquirir perspectiva acerca de una situación que parece irresoluble pero, en verdad, solo se necesitaba un cambio de enfoque.

Así, la filosofía es esencial para el que busque formarse una concepción detallada del mundo. Citando a Descartes: "La filosofía es la que nos distingue de los salvajes y bárbaros; las naciones son tanto más civilizadas y cultas cuanto mejor filosofan sus hombres".


Si les gustaría un artículo acerca de libros de filosofía accesibles háganoslo saber en los comentarios de Facebook.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.