Uno de los pilares que sostiene a los hogares modernos es la compra periódica de los víveres en el supermercado. Es de ley y hasta hace unos años era una actividad inevitable. Pero al ser una tarea tediosa y que toma mucho tiempo, es ahí donde la tecnología ha encontrado un nicho prometedor.

En México y Chile, una startup está haciendo bastante ruido entre los jóvenes emancipados y las familias jóvenes: Cornershop, un servicio de supermercado a domicilio.

Los orígenes de esta startup están en la venta de la empresa chilena Clandescuento a Groupon en 2010. La empresa fundada por Daniel Undurraga, Juan Pablo Cuevas y Oskar Hjertonsson se volvió parte del gigante mundial de los cupones. Y los fundadores de Clan Descuento, se convirtieron en parte del equipo de la filial latinoamericana de Groupon.

Poco después, Undurraga y compañía se mudaron temporalmente a Silicon Valley. Esa época coincidió con el boom de Instacart, un servicio de groceries on demand que todavía no había florecido en Latinoamérica. Entonces, vieron una oportunidad.

Cornershop nació simultáneamente en México y en Chile con una idea simple y, a la vez, complicada: hacer las compras del supermercado y entregar a la puerta del hogar de los usuarios. En ciudades como la capital chilena o las tres ciudades mexicanas más grandes (Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey), la ejecución no es nada sencilla: requiere bastante logística.

Y eso es lo que ofrece Cornershop: logística y el valor agregado del tiempo a sus clientes que en ciudades con grandes problemas de tránsito, es un bien muy preciado.

Imagen de: Shutterstock

Con un inventario al mismo precio que en sus tiendas socias, Cornershop busca ser la opción en los lugares más conflictivos de las ciudades: “Tú vas tienes que pagar gasolina, estacionamiento y tu tiempo”, dice Alfredo Segura, director de Cornershop en México en entrevista para Hipertextual.

En un año y medio de existencia Cornershop ya ha llamado la atención de inversores de la talla de ALL VP Parteners, Accel, Creando y Jackson Square Venture. Tan solo en su primer año de existencia, la empresa de Undurraga y compañía levantó 9.2 millones de dólares en inversiones. ¿Qué vieron todos esos inversores en Cornershop? “México tiene un gran potencial”, asegura Alfredo, quien asegura que la idea de negocio tiene un gran mercado posible en el país.

Fe en la clase media mexicana

Ante todo la empresa se describe como 100% tecnológica. Tanto la plataforma como el servicio son puestos a prueba desde las oficinas por lo menos tres veces a la semana. Pero Cornershop se sustenta en la confianza y la adaptación al comercio electrónico que la clase media mexicana de las ciudades ha aceptado velozmente.

Cornershop ofrece los servicios de algunos supermercados Premium como lo son Chedraui Selecto, City Market y algunos más que requieren membresías como Costco, aunque también tienen a supermercados regulares en su lista: WalMart, Superama y H-E-B.“Tenemos las tiendas que los clientes nos han pedido”.

¿Tiene sentido de Cornershop opere también en tiendas dirigidas para un nivel socioeconómico más bajo? Aunque su nombre da una falsa pista, Alfredo dice que tienen muy fijo lo que hacen y lo que no, por el momento no buscarán experimentar nuevos servicios: “¿Si agregaríamos por ejemplo la tiendita de la esquina o un mercado? No, no lo haríamos”.

“Cuando veas el mapa de las zonas donde operamos en la Ciudad de México le encontrarás el sentido”, dice Alfredo. Cornershop opera donde la clase media mexicana está: las colonias hip Condesa-Roma, la exclusiva Polanco o las tradicionales Villa Coapa, Satélite y Lomas Verdes y Del Valle.

“México es un país en crecimiento aunque no lo parezca. Se está estabilizando la clase media y ya hay más acceso a los teléfonos inteligentes, a las tarjetas de crédito y la gente que tiene estas herramientas ya confía más en hacer sus compras por Internet. Es más común escuchar que la gente está comprando ropa o viajes o incluso el super". Dentro de esa clase media que ha hecho crecer a grandes pasos el servicio en el último año y medio, se encuentra la verdadera base de Cornershop: las mujeres trabajadoras, quienes representan el 75% del mercado de la app.

Cornershop

Cornershop también depende de sus trabajadores: los shoppers, las personas que hacen las compras del supermercado y entregan en la puerta de los clientes los víveres de la semana. Y aunque se niegan a dar cifras claras de sus servicios, sí aseguran que el número de los shoppers asciende a "miles". Cornershop orgullosamente dice que es el servicio de este tipo líder en el país y que han introducido un nuevo perfil laboral en México.

“El perfil de shopper antes de nosotros no existía en México. Por ejemplo, si quisieras el perfil de un chófer de Uber ya lo hay, ya hay gente que entiende lo que quieres. Ahora la gente sabe que te puedes conectar en la zona que quieras, hacer pedidos y ganar dinero”. Cornershop se jacta de ser una de las empresas que emplea más mujeres en el sector: 70% del personal corporativo es femenino, así como el 30% de sus shoppers.

Los shoppers son contratados tras un proceso de selección, donde se prioriza a quienes tienen inclinación por el servicio al cliente. Después, se les capacita durante tres días en el uso de la app, en la comunicación con el cliente y en detalles tales como la elección adecuada de la mejor fruta.

Aunque los shoppers son contratistas, a Cornershop le interesa que trabajar para ellos sea su principal fuente de ingresos con una comisión que depende del tamaño del pedido. Para la empresa ha sido especialmente difícil hacer entender a los usuarios de la plataforma que un shopper no hace magia: a un shopper le pasaría lo mismo que a ti si vas al supermercado en la hora pico en un día de paga.

Otros números como el de sus usuarios y su facturación se mantienen confidenciales, pero Cornershop ha logrado aliarse con marcas de productos básicos como leche, agua, cereal, café, jabón y cuidado personal, para que sean las marcas quienes absorban el costo del envío si un cliente pone los productos participantes en su canasta.

¿Deberían temer al gigante Amazon Fresh?

Cornershop

El mercado del delivery es especialmente competido y, como sucede en el mundo de la tecnología, un día estás dentro y al siguiente puedes ser arcaico. ¿Cornershop debería temer a gigantes del sector que han aplastado exitosamente a la competencia en otros países, como por ejemplo Amazon Fresh?

“Toda competencia debe despertar cierto temor, pero sabemos que nuestro servicio no es 100% igual que Amazon Fresh, el cual todavía no ha llegado a México. Siempre es preocupante que llegue una empresa enorme y haga lo que quieres hacer o tú estás haciendo, pero hasta ahorita no ha pasado y no hay indicios de que vaya a pasar. Lo que nosotros hemos aprendido en este año y ocho meses es algo que nadie va a poder aprender a menos que hagan lo mismo que hicimos nosotros. La tecnología, las apps, la operación, el seguimiento, la calidad y mapas están asentadas en esa experiencia”.