Slate

Airbnb sigue con su apuesta por conquistar el mercado mundial de los alquileres vacacionales. La próxima frontera, como en casi todas las industrias, es China, y por ello los planes más ambiciosos de la compañía se centran en esa región del mundo tan prometedora en términos de mercado potencial. Ahora, Airbnb ha recibido una inyección de mil millones de dólares en capital para, precisamente, potencia esa expansión internacional y conquistar el mercado asiático más importante de la región.

A pesar de que la compañía no ha dado cifras concretas, sí que ha advertido que espera triplicar su mano de obra y duplicar su inversión en China, coincidiendo además con el despliegue de su último proyecto, Viajes, para convertirse en una suerte de proveedora de paquetes vacacionales que vayan más allá que la mera búsqueda de alojamientos puntuales en apartamentos vacacionales.

En este sentido, parece que el enfoque de la compañía es ofrecer experiencia para viajeros que permitan mezclarse y conocer de primera mano la cultura, música, arte y tradiciones locales, como la asistencia a una ópera tradicional o alojarse en zonas diferentes a las del tránsito general de turismo en China.

De esta forma, Airbnb pretende reforzar su posición en China, ahora que se ha vuelto más popular que nunca, pues el servicio ya tiene cerca de 80,000 apartamentos listados en los que se han alojado más de 1,6 millones de viajeros desde que la compañía opera en la región.

Ah, por cierto, la compañía también ha adaptado su nombre de forma regional y en China se conoce como Aibiying.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.