El fotógrafo Carlos Lang sale de espaldas, con un sombrero negro y mirando a la famosa Trump Tower, propiedad del presidente de Estados Unidos, Donald Trump..

En el centro de la fotografía, el mensaje que lleva escrito en su chamarra negra: Mexico is the shit.

Esta frase convirtió a la chamarra en un símbolo para luchar por México, y contra las medidas de Donald Trump, que incluyen la construcción de un muro fronterizo entre México y Estados Unidos, el bloqueo del envío de remesas y la deportación de millones de migrantes mexicanos.

Los responsables del mensaje y la prenda son los trabajadores de la empresa mexicana Mercadorama, quienes empezaron como fabricadores de merchandising para conciertos y ahora se han convertido en una de las marcas favoritas de grupos de música como el del cantante Iggy Pop.

En sus inicios, Mercadorama se especializó en la producción de playeras, bolsas y otro tipo de productos de grupos de música. A día de hoy, se ha convertido además en un colectivo de artistas y diseñadores mexicanos.

Ahmed Bautista, fundador de Mercadorama, explica para Hipertextual:

Queremos llevar el talento mexicano a otros países y a los 22 artistas mexicanos que trabajan con nosotros los he llevado a Los Ángeles, España, Japón o Marruecos.

Además del diseño de playeras o gorras de bandas de música, los grafistas de Mercadorama también han diseñado carteles de conciertos y festivales de música. En un evento en el que se exponían más de 200 carteles diseñados por los aristas de Mercadorama de festivales como el Coachella y convertidos en piezas coleccionables, se popularizó por primera vez la chamarra de Mexico is the shit.

"Vinieron artistas de todo el mundo a México por la exposición y queríamos que todos llevaran la chamarra con orgullo aunque no fueron mexicanos", expone Bautista.

El éxito de Mexico is the shit y los otros diseños de la empresa mexicana captó la atención del grupo Daft Punk, quienes encargaron a Mercadorama el diseño y producción de una chamarra para vender en la pop-up store de la banda en Los Ángeles, California.

La prenda de mezclilla incluye elementos de toda la trayectoria del grupo francés. Cuatro horas después de ponerse a la venta las 200 unidades fabricadas por 650 dólares, la chamarra se agotó, y ahora solamente puedo encontrarse en eBay por un precio que llega a los 2.000 dólares.

Todos los productos de Mercadorama, incluidas las de Mexico is the shit y la de Daft Punk están hechos exclusivamente en México y con materiales mexicanos.

La historia detrás de la chamarra

Proudly mexican fue la primera versión de los que después de convertiría en Mexico is the shit. Su diseñador, el mexicano Anuar Layón, tiene una marca de ropa llamada Prima Volta, para la cual diseñó una chamarra en la que quería recalcar el origen mexicano de las prendas.

Sin embargo, tras unirse con Mercadorama y crear la marca Mercadorama Custom, Layón decidió rediseñar la famosa preda que se convertiría en un símbolo para el apoyo a México en la era Trump.

En la exposición de los carteles realizados por grafistas mexicanos, el diseñador se dio cuenta de que para los invitados internacionales no tenía sentido llevar una chamarra en la que pusiera Proudly mexican, y decidió cambiarlo por un mensaje que tuviera un sentido para todo el mundo. Anuar Layón subraya en entrevista con Hipertextual:

Los mexicanos ya sabemos que México es chingón, lo que queremos es comunicarlo al mundo. Por eso el mensaje está en inglés y no en español, para que lo entienda hasta un japonés y un alemán.

Después de los mensajes y políticas de Donald Trump contra México, la chamarra tuvo un significado mucho más importante. Además de recalcar la importancia por haber sido confeccionada en México, también representa un apoyo al país y a la sociedad en un momento en el que ha sido criticado por su país vecino.

La chamarra de Mexico is the shit está siendo confeccionada de nuevo para que vuelva a estar a la venta a finales de este mes de febrero. Para Mercadorama, el producto servirá como pretexto para organizar exposiciones alrededor del mundo y como vestimenta oficial de las mismas.

Ahmed Bautista, fundador de Mercadorama, afirmó que su objetivo es llevar el talento mexicano más allá: "Normalmente se habla de actores como Diego o Luna o directores famosos como Alejandro González Iñárritu, pero nosotros queremos hablar del científico que está buscando una solución a una enfermedad. Hay mucho más México chingón por conocer".

👇 Más en Hipertextual