Cuando salió el tráiler de esta serie creada por Scott Dadich, muchos nos imaginamos que se trataría de una serie, y sólo para resumir, como Chef's Table pero de diseñadores. Sin embargo, Abstract: the Art of Design a pesar de tener grandes momentos, carece de lo cercanos y palpables que llegan a ser los chefs protagonistas de la serie con la que se le equiparaba.

El pasado 10 de febrero se estrenó la primera temporada de esta ambiciosa serie dedicada al diseño para todos los suscriptores de Netflix. Se trata de 8 episodios, cada uno dedicado a un diseñador y área del vasto universo del diseño. Los episodios son:

  • Episodio 1. Christoph Niemann: Ilustración
  • Episodio 2. Tinker Hatfield: Diseño de calzado
  • Episodio 3. Es Devlin: Diseño de escenarios
  • Episodio 4. Bjarke Ingels: Arquitectura
  • Episodio 5. Ralph Gilles: Diseño automotriz
  • Episodio 6. Paula Scher: Diseño gráfico
  • Episodio 7. Platon: Fotografía
  • Episodio 8. Ilse Crawford: Diseño de interiores

Los protagonistas de cada capítulo son referencias obligadas en las áreas a las que se dedican. No están ahí por casualidad y tienen mucho que compartirnos. La serie utiliza muchos recursos técnicos para narrar las historias de los artistas. No podría ser de otra forma si se trata de una serie dedicada al diseño. Su creador, Scott Dadich es alguien que sabe bien lo que hace y se nota su trabajo detrás de este ambicioso proyecto.

Si bien los trabajos de cada uno de los artistas que vemos en pantalla son dignos de conocer y, sobre todo, es la oportunidad de ver de cerca sus procesos creativos y los elementos esenciales con los que desarrollan sus obras, la serie nos queda a deber un tanto en esto. Algunos capítulos son mucho más ilustrativos que otros, como el de Tinker Hatfield y el de Paula Scher, sin embargo, otros se diluyen en el formato no del todo definido del documental.

Y es que, cometería una injusticia si dijera que la serie misma no es bellísima estéticamente. Sin embargo, pareciera que entre tantos recursos visuales y momentos en las narraciones el testimonio de estos artistas se diluye un tanto. Después de todo el documental está dedicado a ellos y a su proceso de creación y el impacto de sus obras en el público, al menos eso es lo que se entiende en el tráiler. Pero al terminarse los episodios no sabe uno si vio una retrospectiva, un testimonio o una clase de diseño en un empaque precioso.

Ahora bien, sí hay mucho qué apreciar en los episodios. Sobre todo si tu profesión, pasión o vocación es el diseño. Aquí me vuelvo a detener para preguntar si la serie está hecha "para diseñadores" o para el público en general. Lo cierto es que intenta cumplir con ambos públicos pero no lo consigue del todo. Es injusto compararlo con Chef's Table porque esta no es intachable, pero sí vale la comparación para decir que la serie dedicada a los mejores chefs del mundo se centran en ellos y su filosofía, su formación, su crecimiento; es decir nos lleva a un terreno en donde todos nos sentimos identificados aunque no nos dediquemos a la cocina.

Pese a lo anterior. Abstract: The Art of Design es una serie que vale la pena y se disfruta mucho. Eso sí, hay que verla con calma porque no es una serie que invite a los largos maratones, se toma su tiempo. Esto no es una queja, solo una pequeña nota al margen. Los capítulos imprescindibles, lo vuelvo a repetir, son los de diseñador estrella y legendario de Nike, Tinker Hatfield y el de la impresionante diseñadora Paula Scher.