La explosión de uno de los cohetes de SpaceX unos meses atrás arrojó un montón de dudas sobre los lanzamientos de la compañía a corto plazo por desconocerse, inicialmente, las causas de la explosión. A pesar de que la compañía de Elon Musk ha puesto mucho empeño en mostrarse abierta a las cuestiones en torno a la explosión que se llevó por medio el satélite propiedad de Facebook que albergaba el cohete, no ha sido hasta ahora cuando la compañía ha hecho públicas las razones que provocaron el siniestro.

Ahora, SpaceX ha presentado las conclusiones de la investigación a la Administración Federal de Aviación norteamericana, de cara a retomar los lanzamientos para el 8 de este mismo mes de enero. Según la investigación, en la que también ha participado la FAA, la Fuerza Aérea de los EE.UU., la NASA y la Junta Nacional de Seguridad del Transporte, la explosión del cohete Falcon 9 que llevaba el satélite de Facebook fue provocada por una acumulación de oxígeno entre el depósito COPV y una hebilla del revestimiento, lo que generó una combustión de la envoltura, y por tanto, una explosión del depósito CP

De hecho, según los investigadores, tal como están diseñados los depósitos COPV, el oxígeno líquido se puede acumular en las hebillas que se utilizan para su revestimiento, por lo que pueden darse situaciones en las que la fricción del oxígeno mal acumulado pueda iniciar una combustión que haga explotar este tipo de depósitos.

Ahora, y con motivo de este accidente y posterior investigación, SpaceX ha confirmado que resolverán el problema con una solución permanente: cambiar totalmente el diseño de los depósitos COPVs para eliminar totalmente este tipo de hebillas.

👇 Más en Hipertextual