ola de frío

Nieve en Murcia. Fuente: AEMET.

Los más escépticos defendían que las bajas temperaturas eran típicas del invierno y que los medios, una vez más, exageraban. Pero la llegada de la ola de frío ha dejado imágenes sorprendentes. Temperaturas bajo cero, granizo en Valencia y nieve en Murcia -algo que no ocurría desde hace 34 años- son las consecuencias de un fenómeno que durará al menos hasta mañana viernes 20 de enero.

Según la Agencia Estatal de Meteorología, una ola de frío es un "episodio de al menos tres días consecutivos, en que como mínimo el 10% de las estaciones consideradas registran mínimas por debajo del percentil del 5% de su serie de temperaturas mínimas diarias de los meses de enero y febrero del periodo 1971-2000". Aunque es normal que en invierno haga frío, no lo es tanto que nieve o caiga granizo en el sur y el este peninsular o incluso en Baleares. ¿Por qué se produce esta situación meteorológica?

La ola de frío está causada por la entrada de una masa de aire polar de origen continental, que está provocando heladas generalizadas y temperaturas máximas que no superan los 5ºC en toda la Península. En las zonas montañosas, como Pirineos y Sistema Ibérico, las mínimas rondan los -10ºC y pueden bajar de -15ºC. Este flujo de aire comenzó a adquirir a primera hora de ayer "una mayor componente este", según la AEMET, lo que hace que esté suficientemente húmedo para propiciar precipitaciones en Baleares y el sureste de la Península.

Previsión de riesgo durante el jueves 19 de enero, según la AEMET.
Previsión de la AEMET para el viernes 20 de enero

Esta situación, que empezó ayer por la mañana, se está intensificando hoy jueves 19 de enero con nevadas significativas en estas regiones. Aunque la cota de nieve ayer era muy baja, lo que hizo que nevase incluso en la costa, hoy irá ascendiendo hasta alcanzar primero los 300-500 metros hasta situarse luego en los 600-800 metros. De acuerdo con la información de la AEMET, "se esperan acumulaciones de nieve de hasta 25 cm de espesor en 24 horas en áreas del sur de Valencia y del norte de Alicante, siendo también importantes las acumulaciones de nieve en otras zonas de las Comunidades Valenciana y Murcia, este de Castilla-La Mancha y norte de Almería.

A partir del viernes 20 de enero, la ola de frío comenzará a remitir ya que las temperaturas se irán suavizando poco a poco. También se incrementará de forma significativa la cota de nieve en el sureste peninsular y en Baleares, lo que hará que terminen estas imágenes tan invernales en lugares de la costa levantina. Sin embargo, la AEMET alerta que la nieve puede remitir en estas regiones y extenderse hacia el centro peninsular. A partir del sábado, el riesgo previsto en la zona del Levante y en las Islas Baleares será por lluvias, viento y costeros. Así terminará una ola de frío que, sin ninguna relación con el cambio climático, nos ha dejado numerosas fotografías para el recuerdo.