Cada día perdemos miles de horas atascados de camino a algún sitio y por ello los co-fundadores de LYFT están tratando de poner en marcha su plan maestro: crear y poner en marcha una solución que han denominado "carriles inteligentes" que aliviarían la congestión y darían tiempo extra a la gente. Y lo mejor, avisan de que se pueden introducir en las carreteras de forma casi inmediata y además a un coste relativamente bajo.

El objetivo sería crear carriles rápidos con una ocupación mínima para facilitar el tráfico para los coches con más ocupantes y así fomentar la reducción de las personas que van solas en el coche. La propuesta indica que mínimo deberán ocupar el coche tres personas y los que no lleguen a este mínimo, si quieren circular por estos carriles, tendrán que pagar un peaje. Estos carriles solo se habilitarían a ciertas horas del día.

Seguramente el concepto de carril inteligente te pueda sonar, aquí te hablamos de ellos, por lo que la solución de LYFT no es una novedad, pero es importante que cada vez se hable más de este tipo de soluciones porque podrían ayudar mucho a reducir los atascos. En España los conocemos bajo el nombre de BUS-VAO y también permiten la circulación de autobuses y vehículos siempre y cuando ocupen el coche dos personas como mínimo.

En Estados Unidos, la ciudad estadounidense de Dallas ya usa autovías con peajes de tarificación dinámica para garantizar una velocidad mínima de 80 km/h en los carriles de pago. Eso sí, hay diferencias, si bien todos los sistemas que conocemos regulan el mínimo número de ocupantes en 2, la propuesta de los co-fundadores de LYFT habla de 3.