Samsung ha presentado su nuevos robot aspirador Powerbot VR7000, cuya gran novedad frente a sus hermanos de años anteriores es que puede recibir órdenes a través de Amazon Echo, el popular altavoz de la compañía de Jeff Bezos potenciado por el asistente virtual de Amazon, Alexa. Según la compañía, todos sus aspiradores Powerbot con Wi-Fi presentan la función de control por voz.

Además, como los modelos del año anterior, son capaces de realizar un mapeado de las distintas habitaciones de la casa y recordar sus contornos para no dejar ningún espacio sin limpiar. Gracias a un control de energía avanzado, es capaz de alterar la capacidad de succión dependiendo de la superficie a limpiar.

La nueva gama también es completamente compatible con la aplicación de control del hogar de Samsung, que brinda la posibilidad de establecer horas de limpieza y el orden a seguir en la casa, además de elección individual de habitaciones. La aplicación también muestra un historial de limpieza que refleja los lugares por donde ha pasado durante su actividad.

La integración con Alexa sorprende, ya que se esperaba que Samsung no integrara sus productos con asistentes externos, y esperase a un lanzamiento propio nacido de la compra de Viv, que al Samsung Galaxy S8 llegará presumiblemente bajo el nombre de Bixby. Para el consumidor final, sobre todo para el mercado estadounidense, es una gran noticia, ya que allí Echo está muy extendido y estas navidades, por ejemplo, ha vendido más de dos millones de unidades.