Desde las referencias más antiguas que se tiene del concepto "zombi", hasta las más modernas versiones de estos seres de la ficción, tienen algo en común: provocan una fascinación morbosa. En la actualidad existen varios conceptos básicos de la que, se podría llamar, cultura zombi. Tales como: el apocalipsis zombie; la forma de exterminarlos, de propagar su enfermedad o estado y varias causas comunes de su situación.

¿Cómo llegamos a esto? Repasemos la evolución de los zombies en la cultura.

Las raíces de la palabra "zombi" se relacionan directamente con el folclore haitiano y con el culto vudú. Algunos autores señalan que su origen está íntimamente ligado a la esclavitud y la intensa opresión que se sufrió dentro de Haití a partir de ser descubierta por Cristobal Colón en 1492, y, más tarde, durante la violenta intervención política y militar de los Estados Unidos (entre 1915 y 1934).

El origen etimológico del vocablo "nzambi" proviene de África. Literalmente significa "espíritu de la muerte". El concepto zombi está relacionado con el culto vudú y otras religiones africanas. Sin embargo, es un concepto tergiversado por varias investigaciones seudocientíficas de los años ochenta que se colaron hasta la cultura popular. Las investigaciones aseguraban la existencia de la práctica de zombificación por medio de unos polvos que provocaba que las personas afectadas perdieran la voluntad y fueran manipulas a placer.

la_isla_magica_william_seabrook

Uno de los relatos de ficción que se popularizó en Estados Unidos fue The magic island de William Seabrook, publicado en 1929. Muchas veces es señalada como la primera novela sobre zombis; aunque los relatos de Herbert West: reanimador de H. P. Lovecraft fueron publicados durante 1922. Ambos relatos hablan de dos orígenes distintos de muertos vivientes: uno desde la hechicería y otro desde la ciencia. Esto es importante porque las primeras películas de muertos vivientes se relacionaron más con el culto vudú para, en una etapa posterior, ser una consecuencia de la ciencia (directa o indirectamente).

Así pues, White Zombie de 1932 del director Victor Halperin es considerada la primera película del género. Aquí el origen de los zombis es precisamente un hechicero vudú (interpretado por el gran Béla Lugosi), y esta será la regla durante varios años y filmes. También en 1966 en The Plage of the Zombies de John Gilling, el origen de los zombis asolan a un poblado encuentra sus orígenes en la más obscura hechicería vudú.

night-of-the-living-dead-free_grande

No es hasta 1968 cuando George Romero estrenó una de las cintas que marcan la era moderna del género zombi: Night of the linving dead. Esta historia se aleja del origen de los muertos vivientes por ritos vudú. En delante será más común que los muertos regresen a la vida por contaminaciones en la naturaleza, como por virus que afectan a los humanos y los lleva al borde del exterminio. Por otro lado es la primera en proponer una de las características que vuelven tan aterradores a los zombis: el canibalismo (aquí brilla la influencia de Herbert West: reanimador de Lovecraft).

Por este motivo se señala como influencia de Romero Soy leyenda de Richard Matheson (1952). En esta novela la humanidad se ve mermada por una pandemia provocada por una guerra bactereológica y algunos portadores de la bacteria son seres peligrosos que regresaron a la vida a causa de la misma. Las siguientes entregas de Romero, Down of the dead de 1978 y Day of the dead de 1985, formaron la trilogía esencial del género (incluso con los grandes detractores de las secuelas).

girl_zombie_eating_her_victim_night_of_the_living_dead_bw

La adaptación cinematográfica de Soy leyenda (28 Days later) de Danny Boyle y las entregas del título de videojuegos, Resident Evil, revitalizan el género. Esto no significa que las películas de zombis dejaran de existir, por el contrario: hay una larga lista de títulos desde los años ochentas hasta principios del siglo en curso. Sin embargo, a nivel mediático los zombis se hicieron muy populares.

Por otro lado tenemos la referencia obligada del género: The Walking Dead. Esta serie de televisión está basada en los cómics mensuales lanzados en 2003, escritos por Robert Kirkman y dibujados por Tony Moore. La serie de AMC estrenada en 2010 comenzó con una entrega apenas de 6 episodios. Con el tiempo se ha convertido en una de las mejores series de la televisión y ha puesto el género en boca de todos.

Así pues, desde Michael Jackson, los cómics de culto de los años cincuenta como: Tales from the Crypt, Vault of Horror, y Weird Science. Los relatos de H. P. Lovecraft y la icónica obra de Romero (y todas las referencias que sería casi imposible nombrar) han enriquecido este género que no deja de cautivarnos por sus implicaciones sociales, científicas; por el terror, así como por los diversos escenarios a los que estaríamos expuestos los humanos de presentarse el temido apocalipsis zombi. También las comedias zombis han abonado lo suyo.

Si bien antes la magia vudú era la causa de los muertos vivientes, las epidemias son la causa posible para un apocalipsis zombi. ¿Qué dice la ciencia al respecto? El siguiente video es muy ilustrativo. Además, si seguimos utilizando antibióticos para todo puede que estemos dando pasos agigantados hacia un mundo como el de The Walking Dead, y esto no es magia, ni ficción: es ciencia.