Conducir en la montaña

Ford está probando la conducción autónoma bajo las peores condiciones.

La carrera por liderar el mercado de los coches autónomos ha empezado, y Ford no se quiere quedar atrás. Con el reciente anuncio de la llegada de Tesla a España y cuando se cumple un año del primer viaje de un vehículo Citroën sin conductor desde Vigo a Madrid, Ford ha decidido poner toda la carne en el asador para no quedarse descolgado. Entre sus planes más inmediatos: triplicar la inversión en tecnología de ayudas a la conducción y empezar a sacar a las carreteras de manera inminente los primeros modelos de pruebas.

Ya en el evento de presentación de la nueva generación de Ford Fiesta, celebrado en Colonia el 29 de noviembre, el CEO de la compañía norteamericana, Mark Fields, se mostró muy convencido con su objetivo de empezar a comercializar los primeros vehículos autónomos en 2021.

El mundo de la automoción está en constante cambio. El futuro a corto plazo pasa, sin ninguna duda, por vehículos cada vez más inteligentes y que incorporen funciones de conducción autónoma.

Para ello, Ford anunció que a lo largo de 2017 empezarán las primeras pruebas en Europa de los primeros vehículos autónomos, así como la realización de importantes tests en EE.UU. No se trata de un terreno nuevo para Ford ya que según recordó el propio Fields, Ford lleva más de diez años trabajando en estas tecnologías.

Thomas Lukaszewicz, Manager Automated Driving Europe para Ford, también ha puntualizado cuáles son los dos tipos de investigaciones sobre los que están poniendo más foco actualmente: tecnología de ayuda a la conducción y tecnologías para la conducción autónoma completa.

Ford S-MAX. Fotografía: Ford.

La compañía está comprometida en la fabricación de coches autónomos disponibles para millones de personas y anunció a principios de este mismo año, durante la celebración del Salón Internacional del Automóvil de Detroit 2016, su cambio de estrategia hacia la movilidad y planes para triplicar su flota de desarrollo de vehículos autónomos, convirtiéndola en la mayor de todos los fabricantes de automóviles.

Queremos llegar a las personas que, por una razón o por otra, no quieren o no pueden conducir un coche, como por ejemplo personas mayores o niños. Es una gran oportunidad tanto para ellos como para nosotros. Puntualiza Lukaszewicz.

Para no quedarse fuera de un mercado en el que Tesla parece llevar una gran ventaja, Ford se encomienda a sus soluciones de movilidad dentro de su estrategia Ford Smart Mobility, con áreas enfocadas a la conectividad, movilidad, vehículos autónomos o recogida y análisis de datos relacionados con parámetros de la conducción.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.