Aarón Palacios C

Cuando Mickey Mouse fue creado en 1928 por Walt Disney, muy pocos hubieran dicho que el ratón más famoso del mundo se convertiría en la principal influencia del muralismo mexicano. Especialmente de las obras de uno de los tres artistas más reconocidos de esta vertiente artística.

A mediados de los años 30, Walt Disney acompañaba en su coche a sus dibujantes a las clases de pintura en el Instituto de Arte Chouinard de Los Ángeles, en California.

Nelbert Chouinard, el fundador de la institución de arte, confió desde el principio en el talento de Walt Disney y sus artistas e incluso, antes de crear su propia escuela, prestó su garaje como estudio para que los dibujantes empezaran a crear las técnicas de lo que más tarde se conocería como la animación, disciplina de la que Disney y compañía marcaron el canon.

Años después, la escuela de arte se convirtió en una de las más prestigiosas de Los Ángeles: el Instituto de las Artes de California.

En 1932, el que fue uno de los exponentes más relevantes del muralismo mexicano, David Alfaro Siqueiros, acudió a esa misma escuela.

«El trabajo de estos bloques de pintores de Los Ángeles estaba inspirado en los workshops industriales, como los estudios de cine de Hollywood y los de animación de Walt Disney», explica la doctora Irene Herner, quien ha realizado dos documentales sobre la vida artística del mexicano, en su libro Siqueiros, del paraíso a la utopía.

##Un mexicano en Los Ángeles

Para Siqueiros, su estancia en el Instituto de California no fue su primera experiencia internacional. De hecho, el artista mexicano vivió tres años en Europa después de haber participado en la Revolución Mexicana en 1914.

Su arraigada ideología comunista, reflejada en muchas de sus obras, provocó ciertas tensiones entre Siqueiros y la política mexicana, hasta que el artista llegó a Los Ángeles exiliado en 1932.

En la escuela de Chouinard, Siqueiros trabajó codo con codo con los dibujantes de Walt Disney, en los cuales se influenció para sus siguientes obras.

Mónica Ruiz, investigadora, productora y editora de la serie documental Quién era David Alfaro Siqueiros dirigido por la doctora Herner, afirma en entrevista con Hipertextual:

Siqueiros aprende cómo integrar en la pintura el lenguaje de los medios masivos de comunicación, como la animación y la fotografía

La técnica de Walt Disney y la de sus dibujantes se basaba en la creación de la secuencia de una figura, que parecía estar en movimiento gracias a la sucesión de los cuadros por segundo.

Siqueiros se inspiró en esta técnica para pintar sus murales pero prefirió que el movimiento fuera creado por el espectador.

Para ello, el mexicano empezó a integrar en una sola imagen la animación con la técnica de Walt Disney pero, en este caso, debía ser el espectador quien se desplazara para apreciar el movimiento del mural.

##El innovador

En el Castillo de Chapultepec de la Ciudad de México, David Alfaro Siqueiros pintó el mural Del Porfiriato a la Revolución o La Revolución, en el que plasmó la figura de un caballo que parece cabalgar con la interacción del espectador.

«Siqueiros es el primer artista del siglo XX que hace pintura monumental integrando al lenguaje de la pintura el lenguaje de la imagen móvil, el lenguaje del cine«, sostiene Herner para el periódico Reforma.

Walt Disney y Siqueiros nunca se conocieron en persona. El creador del ratón Mickey Mouse puede que no supiera nunca que su trabajo tuvo una influencia directa en uno de los muralistas más relevantes de México.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.