Actualización 22 de diciembre: Delta ha desdicho la versión de Adam, y ha asegurado que no le expulsó del avión por hablar en árabe, sino porque desde que entró al avión lo hizo «con conducta provocadora y gritando».

2016 no ha terminado. La antepenúltima mala noticia de un año unánimemente declarado como aciago, al menos por los que deambulamos por Twitter, ha sido la lamentable expulsión de un chico árabe que estaba viajando en un avión de Delta Air Lines. La razón: hablar en árabe. El chico en cuestión se llama Adam Saleh, y tiene un canal de YouTube con más de dos millones de suscriptores (y tras conocerse esta noticia, subiendo).

Adam estaba hablando en teléfono con su madre justo antes de despegar, así como con un amigo que también iba a bordo. Cuando la tripulación le escuchó hablar en árabe, procedió a pedirle que se marchara del avión. A su alrededor, el resto de los pasajeros se dividían entre quienes permanecían callados, quienes apoyaban la expulsión, o quienes daban su apoyo a Adam y su amigo.

Si queda algo positivo de esta historia, es la reacción de los pasajeros que se pronunciaron a favor de Adam. Lamentablemente, no fue suficiente para que el chico terminara entrevistado por la policía en el aeropuerto, fuera del avión.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.