Las grandes tecnológicas del mundo están dando un repaso a sus políticas de términos de uso antes de fin de año. Y ya de paso lavarse un poco la cara ante el problema del momento que se basa en la limitación para hacer uso de los datos que maneja la compañía.

Facebook y WhatsApp acaban de anunciar que la red social dejará de usar los datos de la app de mensajería para fines comerciales. Y Uber, que recientemente ha reformado sus políticas en Estados Unidos, si bien no vendía datos ha dejado claro su política de uso.

En concreto, la compañía californiana se ha quitado todos los cotos a la hora de gestionar los datos que manejan tanto de sus conductores como de sus usuarios. Avisan desde su política legal en EE.UU. que "cualquier contenido de usuario proporcionado a la plataforma, el usuario mantiene su propiedad". Cierto, el contenido es propiedad del usuario y su uso debe respetar las normativas vigentes. Pero Uber se guarda la carta de poder hacer uso ilimitado y de por vida de los datos en un momento en el que estos lo son todo:

"Al proporcionar contenido de usuario a Uber, usted concede a una licencia mundial, perpetua, irrevocable, transferible, libre de regalías y con el derecho a sublicenciar, para utilizar, copiar, modificar, crear trabajos derivados, distribuir, mostrar públicamente, realizar y explotar en cualquier forma tal contenido de usuario en todos los formatos y canales de distribución conocidos actualmente o desarrollados en un futuro sin previo aviso o consentimiento de usted y sin el requerimiento de pago a usted o cualquier otra persona o entidad."

Ante la oleada de noticias falsas que proliferan en Facebook o el uso fraudulento de WhatsApp también añaden que cualquier uso difamatorio, calumnioso, odioso, violento, obsceno, pornográfico, ilegal o de otra manera ofensivo dentro de la app estaría perseguido por el mismo Uber. Pero daría igual porque al aceptar los términos de uso se acepta el uso de esa información.

Los humanos generan datos, pero no las máquinas o coches autopilotados. ¿Será un prapatorio a largo plazo para depender menos de humanos? A fin de cuentas, estos no tendrían problemas en que sus datos personales entren al juego como otro producto del mercado porque, de hecho, no los tienen.

👇 Más en Hipertextual