La palabra que definió el año 2015 fue el emoji de la cara con lagrimas de alegría. Oxford Dictionaries, la sociedad que edita el Diccionario de Oxford elige cada año la palabra más importante que define el estado de ánimo y las preocupaciones a nivel internacional.

El 2016 estuvo marcado por acontecimientos políticos inesperados que sorprendieron al mundo. La salida de Reino Unido de la Unión Europea, Brexit, y la elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos han sido los hechos más relevantes y sorprendentes de este año.

El Diccionario de Oxford ha decidido que la palabra de este 2016 sea postverdad (post-truth), definido como lo "relativo a o denotando circunstancias en las que hechos objetivos son menos influyentes en la formación de la opinión pública que la apelación a la emoción y a la creencia personal" en la página web.

Según la sociedad, el uso de la palabra de postverdad se ha incrementado en un 2.000% en comparación con el año pasado. Casper Grathowhl, presidente de Oxford Dictionaries, afirmó que la palabra llegó a un pico en junio con motivo del Brexit y de nuevo en julio cuando Donald Trump se convirtió en el candidato del Partido Republicano. "No me extrañaría que postverdad se convirtiera en una de las palabras que definiera nuestro tiempo", dijo.

Postverdad, que refleja un año dominado por un discurso político y social sumamente cargado según Grathwohl, compitió con otros términos que optaron por el puesto de palabra del año como Brexiteer, referido a una persona en favor de la retirada británica de la UE.

Alt-right, una agrupación ideológica en Estados Unidos asociada a puntos de vista extremadamente conservadores o reaccionarios caracterizada por un rechazo de la política tradicional y por el uso de Internet para difundir contenido polémico, fue otra de las palabras nominadas.

En 2015, el estado de ánimo a nivel internacional lo definió un emoji. En 2014, el título fue para vape, entendido como el acto de inhalar y exhalar el vapor de un cigarrillo electrónico.