Por fin llegamos al final de la sexta temporada de American Horror Story. Es una lástima ver el decaimiento de una serie que nos ha dado tanto. Esta entrega comenzó bien y se fue a pique. Teníamos grandes expectativas que no se pudieron cumplir, no fue capaz de mantener el ritmo, de hacer una historia robusta y terminó por cansarnos en la mitad de la temporada.

Aunque, a decir verdad, el inicio de este último capítulo es muy bueno, con una conferencia sobre el famoso show de 'My Roanoke Nightmare'. En el panel se encontraban Shelby, Matt y Lee, así como los actores que participaron en la recreación de los eventos que sufrieron los Miller y su creador Sidney James. En dicha conferencia es posible ver los horrores humanos: el fanatismo, el vacío que llenan los reality shows; la arrogancia, el ego, la mentira de los productores. Vaya, un horror.

Pero luego de esta excelente introducción las cosas cambian. Vimos lo que sucede con Lee, la única sobreviviente de los "3 Days in hell". Ella tiene muchas cosas para explicar pues mató a varias personas y confesó haber hecho lo mismo con su exesposo. Vimos parte de su juicio y cómo sale libre de todos los cargos. La forma como es presentado el juicio de Lee con las opiniones de los noticieros, la prensa rosa, con la gente tomando partido también es interesante.

En uno de los momentos álgidos del juicio vemos que Flora, la hija de Lee, confiesa que vio cómo su madre le quitó la vida a su padre. Contó que lo vio desde los arbustos y que no se sentía sola pues estaba acompañada de Priscila, su amiga fantasma. Esta declaración hace que pierda todo el peso de, supuestamente, haber sido testigo del asesinato de su padre. Lee es absuelta pero Flora no quiere saber nada de ella.

ahs-1

Luego vimos el anunciado crossover Asylum-Roanoke: Lana Winters entrevista a Lee, en donde Winters hace gala de la astucia periodística que la hizo tan famosa. Durante la entrevista, Winters le pregunta a Lee dónde se encuentra Flora, pues tiene unas horas desaparecida. Lee se angustia y quiere irse pero llega el único sobreviviente de la familia Polk y dispara a las personas, golpea a Lana, pero cuando va a disparar contra Lee la policía la salva.

Como si no fuera poco lo que ya vimos durante toda la temporada: son presentados otros personajes que van a la mansión de Roanoke con la intención de grabar un programa de cazadores de fantasmas. Sí, de nuevo traspasan la valla de propiedad privada; sí, de nuevo van justo en la luna roja; sí, son unos "osados" muchachos que no tienen miedo pero terminan mal. Realmente es un abuso por parte de los creadores de volver a caer en lo mismo de presentar más personajes innecesariamente y acabar con ellos de forma tan previsible.

american-horror-story-season-6-episode-10-sarah-paulson-adina-porter-1479390808

En fin, esto justifica que encuentren a Lee buscando a Flora, que se supone está con Priscila y quiere rescatarla. La policía se da lugar en la casona porque Lee está acuartelada, armada y con Flora (para ellos) como rehén. Ahí, Flora y Lee por fin pueden platicar. La niña le dice que tiene un plan para permanecer con Priscila: destruir la casona y convertirse también en fantasma. Lee, quien su única motivación es su hija, le propone quedarse con Priscila a cambio de que ella se vaya a "hacer su vida y ser feliz".

Así, Lee y Priscila incendian la casa. Flora ya está segura con la policía y se despide de su amiguita y su mamá convertida en fantasma (o lo que sea). Es curioso cómo los creadores de la serie eligieron a Lee y Flora para cerrar la historia. Su relación, machacada hasta el cansancio, no es una que realmente conmoviera, o nos inspirara empatía a los espectadores. Todo el final me ha parecido insulso, lleno de abusos y de recursos refritos del género de horror. Sin duda, se ha convertido en la peor temporada de la serie y hoy más que nunca clamamos por los años dorados de American Horror Story con la espectacular Jessica Lange.

Bueno, al menos esta pesadilla ya terminó:

kathy-bates

👇 Más en Hipertextual