Telefónica anuncia el comienzo de pruebas pilotos y la **progresiva actualización de sus redes 4G LTE** para ofrecer a los usuarios de la compañía Movistar velocidades cercanas a los 800 Mbps. Así lo ha anunciado Telefónica en colaboración con Nokia y Qualcomm Technologies Inc. durante una rueda de prensa en Madrid.

En la demostración realizada por la compañía **se han empleado antenas y sistemas de Nokia**, principal proveedor de Telefónica España y uno de los mayores distribuidores de equipos de telecomunicación a nivel global. El terminal de pruebas, asimismo, incorporaba un [chipset X16](https://www.qualcomm.com/products/snapdragon/modems/x16) diseñado por Qualcomm, el cual se incorporará en los futuros SoCs de la compañía y, por consiguiente, estará presente en los principales dispositivos de gama alta de 2017.

Telefónica combina tres tecnologías diferentes para elevar la velocidad hasta los 800Mbps

Para alcanzar las **velocidades de 800Mbps** que la compañía ha mostrado en las pruebas piloto, Telefónica, Nokia y Qualcomm emplean una serie de tecnologías nuevas y, a la vez, viejas conocidas: MiMo4x4, [Carrier Aggregation](https://hipertextual.com/2015/03/carrier-aggregation) y modulación 256QAM.

– **MiMo4x4:** en inglés *Multiple-input Multiple-output*. Es una tecnología que multiplica el número de flujos de datos que puede utilizar un terminal móvil en una célula dada.
– **256QAM:** en inglés *Quadrature Amplitude Modulation*. Permite usar un mayor número de *bits* por cada señal transmitida en el aire entre las antenas y el dispositivo.
– **Carrier Aggregation:** permite a un teléfono móvil o dispositivo compatible conectarse a dos frecuencias de forma simultánea, aumentando así el ancho de banda posible. En el caso de Telefónica emplean una porción de la banda de 1.800 MHz y una porción de la banda de 2.600 MHz, las dos con mayor capacidad con las que cuenta la operadora española.

Este nuevo sistema **estará disponible a lo largo de 2017 en las redes de Telefónica y será conocido como 4G LTE Avanzado Pro**, el paso previo a la llegada de las redes 5G, previstas para el año 2020. Solo aquellos usuarios que cuenten con un dispositivo de la próxima generación —con modems X16 de Qualcomm o similares— podrán disfrutar de estas bondades.