El próximo 17 de octubre sucederá uno de los sucesos más importantes para la televisión mexicana de los últimos veinte años: el comienzo de transmisiones de la tercera cadena de televisión abierta concesionada: Imagen Televisión.

Desde que en 1993 se privatizará la cadena Imevisión y naciera TV Azteca, el Gobierno mexicano no había entregado concesiones para la televisión abierta nacional, dominada desde sus inicios por Televisa.

Imagen Televisión proviene del conglomerado de medios de Grupo Imagen (periódico Excélsior, Excélsior TV, cadena radiofónica Imagen), y forma parte de Grupo Empresarial Ángeles, propiedad de Olegario Vázquez Raña.

La fórmula que funciona

Grupo Imagen apostará por las caras y la programación que el público mexicano ya conoce bien. Se trata de una fórmula que básicamente repite la barra de la competencia en el mismo orden diario: un noticiero matutino, un programa de revista, un reality show al mediodía, un noticiero vespertino, telenovelas y noticiero estelar nocturno.

Los noticieros serán conducidos por Francisco Zea, Yuriria Sierra y Ciro Gómez Leyva. El resto de su programación consiste en el programa matutino Sale el Sol, el reality show Cámbiame, la telenovela policíaca Vuelve Temprano, la serie colombiana Lady, la vendedora de rosas y la serie bíblica José de Egipto.

Además, tendrán la exclusiva de los partidos de fútbol de los Gallos Blancos de Querétaro y Los Jaguares de Chiapas.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Consumo de Contenidos Audiovisuales lo que más ven los mexicanos en televisión son los noticieros y telenovelas. Imagen Televisión llega con una apuesta segura, sin embargo, tendrá que demostrar alguna cualidad que los diferencie de sus competidores, quienes juntos poseen el 97% del mercado de la televisión abierta mexicana.