En Europa, era costumbre antigua elegir reyes y reinas simbólicos para las distintas festividades, pero el primer concurso moderno de belleza fue en Estados Unidos. Fue llevado a cabo por P. T. Barnum en 1854 y cancelado por las protestas populares. Sin embargo, ese fue el inicio de toda una era de concursos similares que sí tuvieron acogida. En general, antes los concursos de belleza tenían más público que ahora y se hacían de todo tipo y con cualquier excusa. Gracias a esto, hay un gran arsenal de concursos raros, de los que hemos seleccionado algunos de los más llamativos.

Miss postura correcta

Contestants next to plates of their X-Rays during a chiropractor-judged beauty contest.
En la década de 1950, cuando los quiroprácticos entraron en el campo de la medicina, se enfrentaban a un enorme problema de relaciones públicas. Su oficio era muy raro para el público en general y no los tomaban como expertos en su campo de la ciencia.

Por lo cual, vieron en los concursos de postura una manera de ganar credibilidad en el campo de la medicina. El concurso trataba de dejar que expertos estudiaran tus radiografías y criticaran tu postura de pie. Louis Conway fue coronada la primera «Miss postura correcta» en 1956.

En ese momento, el diario Desierto Noticias, de Salt Lake, Utah, informó sobre las calificaciones de los jueces diciendo: "La mala postura, dicen los expertos, es en gran parte debida a un estado perezoso o alteración del orden de la mente y en nuestro camino suave de la vida". Las ganadoras del concurso obtenían por tanto, a parte de una buena cantidad de dinero en efectivo o una beca, un plus de reconocimiento al inscribirse en las solicitudes universitarias (en aquella época valía todo) y por eso se presentaban.

Miss ojos preciosos

Fue un concurso popular en Estados Unidos durante la década de 1930. Lo raro de estos concursos era que durante ellos todas las características de las concursantes, a excepción de los ojos, eran aislados con máscaras increíblemente espeluznantes. Estas máscaras terroríficas supuestamente daban a los jueces la oportunidad de decidir objetivamente qué ojos eran los más bonitos, sin distraerse con otras características.

Miss tobillo bonito

Desde 1930 hasta la década de 1950, las competiciones del «tobillo más bonito» eran muy populares tanto en Inglaterra como en Francia. A veces, esta categoría se hacía por su cuenta y otras eran complementarias de un concurso de belleza tradicional. Normalmente eran patrocinados por empresas de zapatos y se regalaban a las ganadoras zapatos y medias como premio. Las participantes se ocultaban detrás de cortinas enseñando sólo sus tobillos y piernas. Un juez luego los examinaba en directo de arriba y abajo, a veces incluso midiéndolos, y así se elegía la ganadora. Supuestamente, la mejor parte de estos concursos era que las mujeres mayores podían entrar en ellos y tenían incluso más probabilidades de ganar porque la edad ayudaba a alcanzar las medidas de ancho más deseadas.

Miss vampiresa

En 1970 se llevó a cabo el concurso «Miss América vampira» como una herramienta de promoción para el largometraje película de terror «House of Dark Shadows». Se realizaron en todo EE.UU. concursos de selección regionales y Nueva York y Los Ángeles tuvieron los máximos niveles de participación. Básicamente el objetivo era parecer la vampiresa más realista. El concurso final se celebró en California y Sacheen Littlefeather fue la ganadora nacional obteniendo el gran premio. Ese “gran premio” era un papel de una semana en el programa de televisión Dark Shadows.

Miss Bella Ape

June 1972: Gary Owens runs Miss Beautiful Ape contest This photo was published in the June 14, 1972 Los Angeles Times.
Algo parecido a lo anterior pasó en el concurso Miss Bella Ape. Fue también una campaña de promoción, en este caso para la película «Conquest of the Planet of the Apes» («La rebelión de los simios» en España). Las concursantes aparecían en bikini y con máscaras de simios hiperrealistas como cabeza. La ganadora, Dominique Green (concursante número 2), obtuvo un papel en la siguiente película: «Batalla por el planeta de los simios».

Miss Marilyn

Marilyn Monroe era, y con frecuencia se sigue considerando que es, un símbolo sexual y un icono de belleza. Por lo tanto, no debería ser una sorpresa que en su día hubiesen personas que apreciaran tener parecidos a esta estrella. Lo raro, sin embargo, es que existían competiciones de aspecto en Estados Unidos que se basaban únicamente en encajar en sus medidas. Uno fue incluso co-patrocinado por la Twentieth Century Fox. Se sabe que se llevó a cabo el primero en una tienda Sam Goody en Estados Unidos y después hubo otro en Hastings, Reino Unido, en 1958. El primer premio consistía en un reproductor de vídeo y un contrato de un año con la agencia «Ron Smith Celebrity Look-Alike».

Miss NASA

Miss NASA, 1970, NASA Lewis (later renamed NASA Glenn Research Center).
En varios laboratorios de la NASA se llevaban a cabo estos concursos entre 1950 y 1970. Empezaron en el laboratorio “The Jet Propulsion”, que se encontraba en el Centro Espacial Lewis (renombrado a Lewis Research Center años después), en Cleveland, Ohio. Parece que más tarde se fue extendiendo como costumbre y el Centro Espacial Johnson también tuvo sus propias categorías de concursos que iban desde «Miss misil tripulado» o «Miss espacio exterior» a otras como «Princesa del alunizaje». Los concursos no duraron tanto pues, al parecer, solo participaban empleadas de la NASA que estaban obligadas a hacerlo y por su carácter claramente despectivo para un empleado (eran un divertimento para los empleados masculinos), las concursantes no estaban muy de acuerdo.

Miss bomba atómica

Durante la década de 1950, los estadounidenses sufrían de una «fiebre atómica» que se reflejaba profundamente en la cultura de Estados Unidos. La palabra ‘bomba’ estaba en todas partes, había desde cereales a canales de televisión llamados así. El caso es que estos concursos se hicieron frecuentes en Las Vegas ya que a sólo 105 kilómetros al sureste había un campo de pruebas atómicas. Por lo tanto, fue allí donde los concursos de belleza "Miss Atomic" se hicieron populares como una forma de normalizar la situación. Incluía la categoría "Miss A-Bomb", "Miss Atomic Blast”, “Operation Mis-Cue” y "Miss Atom". Esta última fue la primera en celebrarse y ganada por una corista llamada Candyce Rey, que se disfrazó literalmente de explosión a base de papel higiénico y dos latas de laca para el cabello.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.