World of Warcraft tiene una gran nueva expansión: Legion, que tiene a muchos viejos fans como locos por desempolvar a sus personajes y volver a surcar los paisajes de Azeroth y combatir a La Legión Ardiente.

Aunque tradicionalmente Blizzard hacía dos lanzamientos con sus expansiones, una para el mundo entero menos China, y otra posterior para China, en este ocasión, la esperada expansión se lanzó de forma casi simultánea a nivel mundial. No solo eso, un parche con actualizaciones y nuevas misiones, Return to Karazhan, está ya de camino.

Según recoge PCGamesN, en la conferencia PAX West, un empleado de Blizzard participando en un panel comentó:

Sabíamos que la expansión iba a ser extraordinaria, pero la recogida nos ha sorprendido por completo. Las primeras críticas están llegando, y están siendo muy positivas. Las opiniones de los fans están siendo fenomenales.

Blizzard dejó de dar los datos de concurrentes a finales de 2015. WoW estaba en una larga pérdida de usuarios que "Draenor" no pudo contener. ¿Podrá Legion detener la hemorragia?
Blizzard dejó de dar los datos de concurrentes a finales de 2015. WoW estaba en una larga pérdida de usuarios que "Draenor" no pudo contener. ¿Podrá Legion detener la hemorragia?

Pero en los MMORPG hay una métrica que vale más que mil adjetivos: usuarios concurrentes. Es decir, en World of Warcraft, gente pagando cada mes por jugar. Blizzard dejó de hacer públicos los datos hace unos trimestres, pero el empleado añadió:

A nivel de concurrentes, tuvimos que comprobar varias veces nuestros datos, porque son los más altos que hemos tenido últimamente. En varios años por lo menos.

Con Warlords of Draenor, la anterior expansión publicada en 2014, Blizzard vio un repunte temporal de usuarios. ¿Cómo podemos interpretar las palabras de Blizzard? Muchas incógnitas todavía: ¿Es ”varios años” más que en 2014?, ¿volvió World of Warcraft a superar los 10 millones de jugadores mensuales?, ¿conseguirá Blizzard mantenerlos enganchados en el futuro? Las respuestas tendrán que esperar a algún tipo de declaración oficial, pero sin duda las cosas pintan muy bien en las Broken Isles.