análisis

World of Warcraft: Warlords of Draenor

- Dic 3, 2014 - 20:15 (CET)

Ficha técnica

Warlords of Draenor Box Art

  • Desarrolladora: Blizzard Entertainment
  • Distribuidora: Blizzard Entertainment
  • Plataformas: Windows, Mac OS X
  • Fecha de lanzamiento: 13 de Noviembre de 2014
  • Género: MMORPG

En esta nueva expansión, Garrosh Hellscream - ex líder de la Horda y principal villano de Mist of Pandaria – se escapa al juicio al que iba a ser sometido y viaja al pasado buscando liberar a su pueblo de la influencia demoníaca y construir una nueva Horda con la cual poder invadir y finalmente conquistar Azeroth. En esta ocasión Blizzard nos lleva a un Draenor aún sin destruir y, tomándose alguna que otra licencia en la historia, nos muestra una Horda sin corromper, dividida en clanes y armada con tecnología del futuro, cortesía de Garrosh. El juego en sí empieza en el momento en el que esta nueva amenaza está a punto de cruzar el portal hacia Azeroth, y tu misión es adentrarte en Draenor y detenerlos.

El tráiler de la presentación nos lleva 35 años al pasado, a un momento crucial en la historia de Warcraft, el cruce de los orcos a traves del Dark Portal. Ya en este punto se pueden ver algunos cambios en el transcurso de los hechos, principalmente debido a la influencia de Garrosh.

Los orcos (o al menos Grom Hellscream y su clan) se niegan a aceptar la corrupcion demoníaca y Blizzard nos muestra una versión distinta de la muerte del Pit Lord Mannoroth a manos de Hellscream. Si bien lo ocurrido es un guiño evidente a la cinemática original, las cosas terminan muy distinto. La expansión empieza en este nuevo contexto, Mannoroth muerto y Grom Hellscream vivo para liderar a una nueva horda hacia la conquista de Azeroth.

Al cruzar el portal te encuentras acompañado de un grupo de grandes personajes históricos, entre ellos Khadgar, el aprendiz del guardian Mediv, y Thrall, el ex-líder de la horda. Tu primera misión es romper la fuente de poder del Portal para evitar la invasión. De ahí en adelante la historia transcurre enteramente en Draenor.

El juego te va presentando a muchos de los Warlords, los líderes de los distintos clanes de la horda original. Cada uno de ellos tiene su propia historia y cada clan tiene sus características distintivas. Para el que no conozca el pasado de la Horda puede ser un poco difícil de seguir al principio.

Ahora bien, Blizzard se ha valido de los huecos y puntos borrosos en la historia para meter contenido y retocar algunos personajes, pero no todos los cambios han sido tan sutiles y los amantes de la historia de Warcraft notaran que se han tomado algunas libertades.

Cuarteles

Garrison Artwork

Quizás lo más llamativo del juego sea el nuevo cuartel, un puesto de avanzada que va creciendo a medida que progresas en la historia y que puedes personalizar a tu gusto. Cada una de las construcciones del cuartel proporciona beneficios específicos como la posibilidad de adquirir ciertas monturas, tener ayudantes que te faciliten la tarea de llevar al máximo tus profesiones e incluso un ingeniero que crea objetos nuevos cada día.

Además, como ahora eres un héroe que inspira valor, muchos seguidores se unen a las filas de tu cuartel para acompañarte. En el juego esto significa que puedes enviar a estos personajes a realizar misiones. Haciendo las misiones tus seguidores subirán de nivel y te ayudaran a recolectar recursos para mejorar el cuartel.

Los distintos seguidores provienen de los nodos de misiones que vas completando en el mundo, y cada uno tiene habilidades especiales que afectan su desempeño. Todos los personajes que se unan a tu cuartel pueden ayudarte en el questing del día a día, gracias a una habilidad que te permite llamar a un seguidor para que luche a tu lado. El cuartel aporta vida y variedad al solo-questing, que parece ser una de los puntos fuertes de Warlords of Draenor.

Boost a nivel 90

Warlords nos trae un mundo absolutamente independiente del resto del juego que puede ser disfrutado por sí solo, y la expansión está preparada para llevarte directamente allí sin problemas. El juego te proporciona un boost a nivel 90 de regalo para que puedas empezar a ver el nuevo contenido sin demoras, y toma en consideración a los nuevos jugadores, (o a los que hace mucho que no jugaban) ayudándolos a acostumbrarse a las habilidades y talentos del personaje poco a poco.

También resuelve de una manera sencilla la transición de expansión para las profesiones. Ya sea por el cuartel o haciendo misiones en el mundo puedes acceder a scrolls que te permiten subir puntos de profesión con materiales de Draenor, evitando tener que volver a zonas de menor nivel. Y como si evitarte el tedio de volver atrás no fuera suficiente, subir la profesión no solo es más sencillo sino que además es útil. Los objetos y mejoras que puedes realizar con tu profesión son siempre de un nivel apropiado a tu personaje o superior.

Exploración

Blizzard tomo la decisión de no usar monturas voladoras en todo el nuevo mundo y esto ayuda a crear una sensación de inmersión en el entorno. Nos encontramos nuevamente explorando los territorios y prestando atención activamente a lo que está ocurriendo en ellos. Además puedes cruzarte con objetivos extra que se activan automáticamente al pasar cerca, y te permite ganar algo de oro y experiencia en el camino.

Y quizás lo más importante es que estamos recorriendo Draenor, una versión sin destruir de Outlands, y para aquellos jugadores que conocieron la primera expansión de WoW es una oportunidad de ver lugares ya conocidos en todo su esplendor e incluso reconectarse con sus propia experiencias en The Burning Crusade.

Mejoras en los modelos y texturas de los personajes

A medida que iban apareciendo razas, monturas y hasta armaduras nuevas en las expansiones, los modelos anteriores quedaban un poco descuidados. En algún punto era notable la diferencia de calidad en detalles de un Worgen ante razas de expansiones anteriores. Tal vez porque los orcos son los grandes protagonistas de Warlords of Draenor, o quizás simplemente porque hacía falta, Blizzard se tomó el trabajo de hacer modelos nuevos para todas las razas y actualizar las texturas.

Nuevo nivel de dificultad

El nuevo nivel mítico de dificultad y los 10 nuevos niveles prometen una gran cantidad de contenido.

Warlords of Draenor tiene buenas características para solo quest y varias opciones para elegir como recorrer la expansión sin tener que tomar siempre el mismo camino hacia end-game. Además de la gran cantidad de mapa nuevo que agregaron, y gracias al recurso del viaje en el tiempo llegamos a un punto con muchísimo contenido y potencial para agregar nuevas raids e instancias a futuro. Y si a esto sumamos el nuevo nivel de dificultad mítico nos encontramos con una interesante cantidad de horas de juego. No me extrañaría que esta fuera la expansión con más contenido desde TBC.

Draenor

¿Ha cambiado algo en las mecánicas?

Como una persona que ha jugado todas las expansiones de WoW (algunas mucho más que otras) entré a Draenor pensando que iba a encontrarme con nuevas habilidades y formas de jugar a los personajes, pero descubrí que en eso el juego no había cambiado demasiado. En términos de mecánica básica de juego, esencialmente no hay nada nuevo. Los arboles de talento se conservan prácticamente igual y no ha habido cambios significativos en las clases ni en los roles (es decir que el "meta" se mantiene).

En donde si hubo algunos cambios fue en las estadísticas secundarias. Se crearon dos nuevas estadísticas, la Versatilidad que está orientada a darle más fuerza a los personajes híbridos, y el Multigolpe que agrega una probabilidad a cada uno de tus hechizos de lanzar dos copias del mismo con efecto reducido. Al agregar estas nuevas estadísticas le están dando más variedad a los beneficios que un determinado equipamiento te puede proporcionar, la idea detrás de esto es abrir un poco el abanico de posibilidades para que armes a tu personaje de acuerdo al estilo de juego que más te guste.

Warlords of Draenor

Conclusión

9
10

En comparación a las últimas expansiones, Warlords of Draenor trae muchos aciertos, conservando lo bueno y volviendo atrás en ciertas cosas que no habían resultado. En términos de jugabilidad y experiencia multiplayer no trae grandes cambios, pero la formula de WoW funciona y no había porque modificarla en esta ocasión.
Se ha puesto mucho empeño en el impacto que tu personaje tiene en este mundo y si bien este es un concepto que World of Warcraft ha ido desarrollando a lo largo de los años, en esta expansión realmente le sacan el jugo. ¡Ya no eres un héroe, eres EL héroe!

WoD toma lugar en un punto de la historia de Warcraft que es muy rico en personajes únicos e importantes y lo aprovecha muy bien desde el principio. La experiencia de questeo en general es fluida y emocionante, llena de cinemáticas in-game mejoradas que le agregan sabor a los momentos más épicos. Sobre este momento de la historia hay mucho que contar y es probable que haya mucho contenido nuevo por venir. Probablemente sea el mejor momento para que los veteranos regresen y para que los que nunca jugaron World of Warcraft se unan a esta historia.


Pros

  • Las cinemáticas in-game hacen que la historia principal sea más entretenida y fácil de seguir.
  • La transición hacia la nueva expansión y entre zonas es mucho más natural y fluida.
  • La experiencia de questeo es más divertida e inmersiva.
  • La posibilidad de redescubrir los paisajes de Outlands antes de su destrucción total.

Contras

  • No hay grandes cambios en las mecánicas básicas de juego.
  • La mayoría de las mejoras están orientadas al juego individual, y no al multijugador.
  • Si eres fanático de la historia de World of Warcraft te encontrarás con cambios significativos en su pasado.