David Agren

A favor de lo mejor, una organización que vigila los contenidos de la televisión pública mexicana, ha iniciado una cruzada contra las “narco series”.

La organización busca que shows como Señora de Acero y El Dandy sean transmitidas después de la media noche, argumentando “el grave daño que causan a la población, al aumentar su exposición a contenidos violentos y que hacen apología al narcotráfico.”

VideXistenZ

Aunque la apología del delito es una falta según el Código Penal Federal, eso no ha impedido que Señora de Acero, la historia de una ama de casa que enviuda y poco a poco se convierte en una reina del crimen organizado, o EL Dandy, la historia de un policía infiltrado en los cárteles de la droga, se transmitan en los canales 9 y 5 respectivamente en horario estelar.

Buscando el mismo éxito, próximamente la segunda cadena televisiva más grande del país, TV Azteca, emitirá un remake de Rosario Tijeras, la serie colombiana que trata sobre una mujer cuyas circunstancias de vida le obligan a matar sicarios.

Una carta abierta de la organización dirigida a Enrique Peña Nieto y al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong dice:

La televisión abierta es la mayor plataforma de entretenimiento masivo, de acuerdo con la información del Instituto Federal de Telecomunicaciones. Los canales nacionales son vistos por el 81% de la población, su penetración influye en las conductas y aspiraciones de millones de mexicanos.

Además, la organización pide no imitar el modelo colombiano, donde florecieron exitosas series y telenovelas como El Capo, Las muñecas de la mafia, El cártel de los sapos y Sin tetas no hay paraíso.

Netflix tras las narcoseries

Netflix

La ficción sobre el narcotráfico en México hasta hace pocos años se limitaba a películas de bajo presupuesto que se distribuían en puestos ambulantes o establecimientos de piratería. Muchas veces, estas producciones eran financiadas por los cárteles de la droga como manera de autopromoción y propaganda.

Sin embargo, el tratamiento del tema se ha sofisticado tanto que incluso Netflix y Univisión estuvieron a punto de meterse en un gran problema cuando lanzaron el adelanto de la serie El Chapo y el abogado de Joaquín Guzmán, amenazó con demandarlos por usar el nombre de su cliente sin pagar regalías.

El Chapo quería seguir los pasos a Narcos, la exitosa serie original de Netflix que trata sobre la vida del capo de la droga colombiano, Pablo Escobar. La producción de *Narcos es impresionante, tanto que la primera temporada fue nominada a los premios Globo de Oro, Emmy y BAFTA.

Antecedente: los corridos

En un país que diariamente sufre los estragos del narcotráfico, los gobiernos de México han emprendido esfuerzos contra aquello llamado “narcocultura”, o bien las expresiones escritas, musicales o estéticas asociadas al narcotráfico, muchas veces de enaltecer a los criminales y hacer pasar sus acciones por hazañas heroicas.

Algunos estados incluso han prohibido los “narco corridos”, que (como su nombre lo dice) son corridos que cuentan la historia de los grupos y personajes del crimen, historias que difícilmente son vistas en la prensa o en la historia oficial, y de los cuales es casi imposible comprobar su veracidad.

El estado fronterizo de Chihuahua fue el primero en prohibir la difusión de este tipo de música, así como esta expresión en conciertos públicos. Sinaloa, otro de los estados más azotados por el narcotráfico y cuna del cártel de la droga homónimo, también se ha unido a esta prohibición.

El Gobierno mexicano ha apuntado especialmente contra el Movimiento Alterado, un grupo de artistas representados por Omar y Adolfo Valenzuela. Quizá el más reconocido de este movimiento musical sea el cantante El Komander, quien ha definido su música como “regional mexicana” y que ha declarado que lo que canta es la realidad de las calles.

Mientras el Gobierno mexicano y las organizaciones se empeñan en acallar las ficciones y las expresiones de la cultura del narcotráfico, la violencia sigue latente. ¿Qué fue primero, el huevo o la gallina?, ¿la violencia o las expresiones de esta? El pasado julio fue el mes más violento del Gobierno actual con 1.054 víctimas en un país con una tasa de 21.6000 asesinatos anuales.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.