Shutterstock

Uno de los objetivos de Tesla en sus últimos movimientos estratégicos ha sido el de que su coche llegue al público masivo. Se acabó aquello de dedicarse en exclusiva a los modelos de súper lujo. Sin embargo, esto trae un problema implícito: si quieres que más conductores opten por tu modelo necesitas muchos puntos de carga para que sea factible usarlos.

España, hasta hace unos meses había sido un punto negro en lo que a cargadores se refiere. Fue en abril de este mismo año cuando Tesla anunció 150 estaciones, 11 de ellas en España, y todas vinculadas a hoteles de lujo o de cinco estrellas para los modelos Tesla Model S y Tesla Model X.

Y ahora la estrategia sigue, y vinculada a los establecimientos de alto poder adquisitivo. De 11 puntos se ha pasado a tener 29 en apenas cinco meses. Lo que indica el creciente interés de Tesla por el sur de Europa, aunque de momento apenas comparable con nuestros vecinos europeos. Madrid, Barcelona y San Sebastián son los afortunados en esta ocasión. Además, del total de "enchufes", 25 son normales mientras que cuatro de ellos son los conocidos como superchargers, que permiten cargar el vehículo en media hora.

La solicitud de reserva para los nuevos modelos que Tesla sacará en los próximos años ha estado a la altura, por lo que la instalación progresiva de nuevas estaciones es más que necesaria. En uno de los países con más extensión de Europa, la presencia de más puntos de carga rápida es la única manera de convencer a los reticentes de pasarse a Tesla. Y a los usuarios de usar su vehículo en viajes largos.

A años luz de Europa

Si 29 son para España, 121 se marchan a otras geografías del viejo continente. Las comparaciones son odiosas si tenemos en cuenta la densidad de estaciones que existe en países tan pequeños como Suiza o Dinamarca, teniendo como referente a España. O Finlandia, con 7 ubicaciones actuales. Además, el alto poder adquisitivo ha posicionado estas geografías como las preferidas para el negocio de Musk.

Siguiendo una estrategia sensiblemente diferente a la de España -los cargadores no están vinculados a locales de lujo y restauración-, el país con más estaciones de carga y, por tanto, de superchargers es Alemania, con más de 37 estaciones en funcionamiento. Noruega, con 30, e Inglaterra y Francia siguen la estela con 22 y 21 supercargadores respectivamente.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.