Ford y Baidu, el buscador líder en China, han invertido 130 millones de euros en Velodyne, el fabricante más importante de tecnología LIDAR, el sistema que usan los coches autónomos para detectar lo que sucede a su alrededor, una inversión que confirma que Ford va en serio con la conducción autónoma y que Baidu quiere seguir los pasos de Google y entrar en el sector del vehículo autónomo.

En los últimos 10 años Velodyne ha desarrollado cuatro generaciones de sistemas LIDAR que incorporan software propio de la empresa y algoritmos exclusivos que interpretan todos los datos recogidos por los sensores para así poder formar imágenes en 3D de alta resolución que combinadas con el sistema de localización e identificación de objetos, consiguen evitar colisiones.

La peculiaridad de la tecnología LIDAR de Velodyne está en que no solo miden la distancia hasta cada objeto sino que también miden la reflectividad por lo que pueden identificar los catadióptricos o las placas luminosas de la carretera. El alcance de los sensores es de hasta 200 metros con una precisión de centímetros, ya que pueden recoger entre 300.000 y 2,2 millones de puntos por segundo, en función de la complejidad de la situación.

Los sensores LIDAR serán fundamentales para los coches autónomos.

La tecnología LIDAR será fundamental para el desarrollo del coche autónomo pese a que no a todos los fabricantes les gusta, como a Tesla. Ford y Baidu sí que tienen claro que sus coches autónomos emplearán sensores LIDAR para poder tener la garantía de que la información es la mejor posible, solo así se podrá ofrecer un coche autónomo seguro.

Baidu además tiene como objetivo desarrollar coches autónomos con la intención de reducir los increíbles atascos que se producen en las ciudades chinas más concurridas. Con esta inversión esperan acelerar sus esfuerzos porque opinan que son los mejores sensores LIDAR del mercado y además ayudar a la empresa a mejorarlos todo lo posible para que los vehículos autónomos de Ford y Baidu sean los más seguros del segmento.

Las futuras mejoras que se espera Velodyne presente al mercado son nuevos sensores más ligeros y compactos capaces de ser instalados incluso en drones o un nuevo sensor LIDAR específico para automóviles que sea mucho más pequeño y que consiga reducir el coste de los actuales, algo vital si queremos que el coche autónomo llegue a ser accesible al mayor público posible.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.