Helsinki es la capital y la ciudad más grande de Finlandia, situada en la costa sur del país, quiere convertirse en una urbe tecnológica y moderna y para ello albergará un programa piloto que usará dos autobuses autónomos EasyMile EZ10 de fabricación francesa para la movilidad del futuro. Una tecnología que ya ha comenzado a probar la ciudad española de Donostia – San Sebastián.

El tráfico real en la ciudad se verá enriquecido con estos dos autobuses autónomos de pequeñas dimensiones que estarán en fase de pruebas para analizar al convivencia entre coches convencionales y autoconducidos. El objetivo no es eliminar por completo el sistema actual de autobuses sino completarlo como un servicio extra de soporte ante situaciones donde los autobuses estén llenos. Imagina que te vas a subir a un autobús y este se encuentra casi lleno, el conductor avisará a uno de estos autobuses autónomos para ayudarle y así evitarte esperar a que pase el siguiente autobús.

El proyecto estará activo hasta mediados del mes de septiembre.

¿Cómo es posible que puedan circular *libremente* autobuses autónomos en Helsinki? Porque la regulación de tráfico de la ciudad no requiere que los vehículos tengan un conductor para poder ser *conducidos*. Esto ha permitido que el proyecto recibiera el visto bueno una vez solicitado el permiso a los organismos responsables de la seguridad del tráfico.

Tan solo existen dos condiciones para este proyecto: la primera es que estos dos autobuses autónomos tendrán que estar vigilados en todo momento por un conductor profesional que pueda reaccionar a tiempo si se produjera algún error o situación ante la que el vehículo no pudiera reaccionar. Y la segunda es que su velocidad no puede superar los 10 km/h.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.