Microsoft sorprendió al anunciar la llegada de la retrocompatibilidad con Xbox 360 vía software a Xbox One. Hoy, varios meses después, son más de cien los videojuegos disponibles y ya contamos con la posibilidad de adquirirlos y descargarlos en la propia consola de nueva generación, sin depender de versiones físicas. Hoy destacamos diez de los mejores videojuegos retrocompatibles en Xbox One.

Fallout New Vegas

Con menos repercusión mediática que Fallout 3 y Fallout 4, sus “hermanos” desarrollados por Bethesda, el desarrollo de Obsidian lanzado poco después de la tercera entrega y construido sobre su esqueleto, es para muchos el mejor Fallout desde el salto al A-RPG.

La trama más extensa, profunda y variada, las misiones con más decisiones y ramificaciones y un desarrollo de personaje que realmente tiene relevancia en el transcurso de la aventura. Menospreciado por muchos, uno de los mejores RPG occidentales de la última década.

Red Dead Redemption

El último videojuego estrenado en la lista de los retrocompatibles en Xbox One. Los rumores apuntan a que el próximo anuncio de Rockstar pertenecerá a esta franquicia pero, aunque no fuera así, siempre es buen momento para vivir la aventura de John Marston.

Los hermanos Houser y Leslie Benzies decidieron abordar el western y cuajaron una auténtica obra maestra y el que, con permiso de Grand Theft Auto V, puede ser el mejor videojuego de la compañía londinense. Ya os hablamos de él aquí y aquí, por cierto.

Assassin’s Creed II

La que hoy en día es conocida por la sobresaturación, fue hace unos años una de las franquicias más notables de la industria. ¿Qué mejor que este año en el que no llegará una nueva entrega para disfrutar del inicio de la aventura de Ezio Auditore?

Por muchos motivos, sobre todo por su personaje protagonista y el desarrollo que este recibiría, Assassin’s Creed II sigue siendo una de los mejores videojuegos de la saga y un ejemplo de cómo cuajar un gran juego de acción y aventuras.

Deus EX: Human Revolution

El retorno de Adam Jensen está a la vuelta de la esquina. La franquicia que empezaba en 2000 con una excelente aventura en la que las decisiones importaban y la trama se alejaba de los tópicos de la industria siguió hace unos años de la mano de Eidos Montreal y este Human Revolution.

Mankind Divided, que llegará a finales de agosto, nos sitúa años después de los acontecimientos vividos en esta entrega, construida sobre las virtudes de la franquicia llevadas a más.

Condemned: Criminal Origins

Entre tanto proyecto archiconocido y sumamente relevante, Condemned puede parecer una nadería pero me sigue pareciendo uno de los mejores videojuegos de miedo de los últimos tiempos, sentando bases que luego heredaría la nueva corriente del género.

En los primeros pasos de Xbox 360 nos llegaba la perturbadora historia de Ethan Thomas, un agente del SCU (Serial Crimes Unit) que se ve involucrado en una espiral de demencia

Dark Souls

Posiblemente, el videojuego más influyente de la presente lista. Huelga cualquier explicación de la importancia de la obra de Hidetaka Miyazaki y From Software en el mundo de los RPG y, en general, del videojuego.

Después de Demon’s Souls, proyecto casi de nicho, la primera entrega de la trilogía Dark Souls es uno de los mejores videojuegos de los últimos tiempos y, para muchos, el mejor juego de From Software.

Halo Reach

Las consolas de Microsoft y la franquicia de Halo son dos conceptos prácticamente inseparables. Las aventuras del Jefe Maestro y Cortana han sido siempre un éxito asegurado pero, de entre todas, esta suerte de spin-off me sigue pareciendo la entrega más especial de la franquicia.

No controlaremos al Jefe Maestro pero sí a una tropa que hará lo que pocas entregas de la franquicia han conseguido, que nos preocupemos por ellos y su devenir. Además, por supuesto, es un FPS excelente.

Mirror's Edge

Pese al retorno algo fallido con Catalyst, los jugadores seguimos guardando un gran recuerdo de la primera aventura de Faith. La pulcritud y lo pulido del núcleo del primer Mirror's Edge hacen que siga siendo un proyecto totalmente vigente y disfrutable.

Una propuesta fresca y arriesgada que sigue funcionando a la perfección y, sobre todo, siendo un proyecto tremendamente divertido.

Braid

Uno de los impulsores del boom independiente junto a Fez, Limbo y Super Meat Boy. Jonathan Blow, creador de The Witness, se presentaba al mundo con este peculiar proyecto cuya mecánica principal se centra en retroceder en el tiempo para resolver puzzles y fases de plataformas.

Lo que en apariencia puede ser un Super Mario Bros maquillado con una capa artística a la Van Gogh, esconde una segunda lectura mucho más profunda. Una pequeña joya.

Fable II

Lionhead, tristemente cerrada, merecía un puesto en la lista. Más ambicioso que la primera entrega y más consciente de sus limitaciones que la tercera, Fable II es el videojuego más redondo de la saga y una aventura con tintes roleros con muchísima personalidad.

La evolución del protagonista según nuestra orientación, bondadosa o maligna, la capacidad de formar una familia o lo vivo de su región, Bowerstone, son solo algunos de los elementos claves de este desarrollo.