No hay duda que en dos años Uber en la Ciudad de México ha sido un caso de éxito. Sin embargo, las políticas de la empresa y su agresiva estrategia con la que han conquistado al mercado han afectado a los socios y trabajadores de Uber.

La tarde de este lunes 11 de julio, socios de Uber se manifestaron frente a las oficinas de la trasnacional exigiendo hablar con un directivo para discutir temas que según ellos son abusivos, por ejemplo, **la comisión que cobra la aplicación por el servicio de Uberpool que subió del 20 al 25%.**

Uberpool es una de las principales quejas de socios y chóferes por el bajo margen de ganancias que tienen por esta modalidad. Además, Uber ha tomado la decisión de **suspender a los conductores que se nieguen a dar este servicio.**

Los socios aseguran que Uber ha bajado los estándares de los automóviles que pueden prestar el servicio así como de los nuevos conductores y que eso provoca una sobreoferta de Uber que no les conviene, y menos con la suspensión del programa Hoy No Circula.

“No puede ser que Uber esté quedando bien con un sector de la población a costa de nuestra inversión, de lo que le damos de comer a nuestras familias”, dijo uno de los socios.

Últimamente Uber México no sólo ha caído de la gracia de sus asociados y trabajadores, también los casos de violencia, [incluida la violación de una joven en la colonia Condesa,](https://hipertextual.com/2016/07/uber-mexico-seguro) han cambiado la percepción de los usuarios sobre el servicio.

Las demandas de los socios fueron escuchadas por personal de la empresa, quienes les prometieron una pronta respuesta a sus quejas.